CHECO, CONTENTO POR EL CAMPEONATO

México vivió una jornada histórica en el Circuito de las Américas dentro del Gran Premio de Estados Unidos, luego de que el piloto mexicano Sergio “Checo” Pérez conquistara junto a Max Verstappen el campeonato de constructores de la Fórmula Uno.

Un resultado que convirtió al tapatío en el primer piloto mexicano en formar parte de un equipo campeón de constructores en la máxima categoría del automovilismo.

Después de la increíble jornada, Pérez compartió su sentir ante lo sucedido en plena pista, siempre agradecido con el equipo de Red Bull y deseando que las buenas actuaciones sigan repitiéndose en el futuro para la escudería.

“Muy orgulloso ser campeón del mundo, como equipo es un logro importante después de una era dominante de Mercedes, que ahora venga la era dominante de Red Bull por muchos años”, destacó Pérez Mendoza al terminar la competencia en el Circuito de las Américas.

El tapatío cruzó la meta de este Gran Premio en la cuarta posición, cayendo al tercer sitio del campeonato, luego de que Charles Leclerc terminara segundo.

El monegasco tiene una ventaja de dos puntos sobre el tapatío, a falta de tres eventos por celebrarse, incluidos el Gran Premio en la Ciudad de México y la carrera sprint del fin de semana del Gran Premio de Brasil.