CEDEN EN REFORMA ELÉCTRICA: CRE Y CNH SEGUIRÁN AUTÓNOMOS

Diputados de las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales y de Energía, con el aval de la Comisión del Medio Ambiente y Recursos Naturales, acordaron mantener la autonomía de los órganos reguladores del sector energético, dentro de la iniciativa de Reforma Eléctrica que se votará en el pleno este domingo.

El proyecto de dictamen incluyó 10 de los 12 puntos propuestos por el grupo opositor ‘Va por México’, sin embargo, expertos consideran que hace falta eliminar los puntos de la reforma eléctrica que atentan contra la competitividad y pretenden darle más participación a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

La Junta de Coordinación Política (Jucopo) reprogramó la votación de la reforma eléctrica para el próximo domingo 17 de abril, esto con la ‘esperanza’ de que la oposición revise detalladamente la nueva iniciativa y pueda ser aprobada.

Sin embargo, los cambios realizados en el nuevo texto son pocos, aunque destaca que los órganos reguladores del sector energético conservarían su autonomía.

De acuerdo con un borrador de la iniciativa, uno de los cambios más importantes fue que se eliminó el artículo transitorio que establecía que los órganos reguladores coordinados en materia energética, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), se suprimían, y que su estructura y atribuciones se incorporarían a la Secretaría de Energía.

En el borrador también se incluyó un décimo artículo transitorio que establece que cuando entre en vigor el decreto, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) procederá a establecer un esquema tarifario del servicio público que permita reducir las tarifas de alumbrado público, de bombeo de agua potable, saneamiento y doméstico.

“Asimismo, revisará las que correspondan a las instituciones de salud y educación pública, con el objeto de que su suministro se preste en condiciones asequibles”, se puede leer en el texto.

Marcial Díaz, presidente de la Asociación de Regulados del Sector Energético, señaló que aunque conservar los órganos autónomos era un tema álgido, no es de los más relevantes de toda la reforma, además de que su eliminación tiene un mayor beneficio en el sector petrolero que en el eléctrico.

“Del universo de permisionarios de la CRE, que son alrededor de 26 mil, la mayoría son en materia de petrolíferos, y son mucho menos los que participan en el sector eléctrico”, dijo.

Por otra parte, el proyecto de decreto ya no solo busca reformar los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución Mexicana, sino que también realizará modificaciones en el artículo 4°.

Por lo tanto, se incluiría un séptimo párrafo a este artículo, en el que se establecería que toda persona podrá acceder al uso y suministro de energía eléctrica suficiente y asequible como condición previa para el goce de los derechos humanos que establece la Constitución.

“El Estado garantizará las condiciones y la ley definirá las bases y modalidades para el acceso a la energía eléctrica”, subrayó el borrador.

Aunque mantener la autonomía de los órganos reguladores era una de las tres propuestas del grupo parlamentario ‘Va por México’ que no encajaban con la iniciativa presidencial, aún quedan dos propuestas pendientes para que la alianza PRI-PAN-PRD pueda decir que sus 12 puntos fueron incluidos en la reforma de López Obrador: estas son la propuesta número 7, en la que se establece que el Estado mantiene, reafirma y fortalece su rectoría en el sector eléctrico a través de la creación de la Comisión Nacional de Redes Eléctricas y un Organismo Autónomo del Estado, y la propuesta número 10, en la que se perfecciona el otorgamiento de permisos para dar seguridad jurídica a los proyectos.

De esta forma, 10 de las 12 propuestas de ‘Va por México’ ya han encontrado cabida en la reforma eléctrica del presidente. Para que sea aprobada en la Cámara de Diputados se necesita mayoría calificada, es decir, 334 votos.

Morena y sus aliados (PT y PVEM) aportarían 277 votos, pero les faltarían 57 para lograr ‘la hazaña’ de aprobar la iniciativa. Por lo tanto, tendrían que convencer a diputados de otros partidos. Los que tienen más votos para repartir son el PAN (113 votos), PRI (71 votos), Movimiento Ciudadano (24) y, finalmente, el PRD (15).

Cambios insuficientes

Oscar Ocampo, coordinador de energía del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), consideró que este tipo de adiciones no son suficientes para que las visiones de la oposición y del Gobierno se encuentren, ya que son temas que no impactan de manera profunda en el mercado energético.

“Todavía faltan dos puntos de Va por México que deberían ser incluidos para tratar de llegar a un acuerdo, que es la autonomía del Centro Nacional de Control de Energía y la certeza jurídica para los permisos de empresas privadas, pero es una visión completamente distinta a la que propone el presidente López Obrador”, dijo.

Resumió que mientras la iniciativa presidencial busca incrementar la participación de generación eléctrica de CFE y reducir al mínimo la participación privada, la visión de ‘Va por México’ busca fomentar un mercado eléctrico con el sector público y privado.

Hacia delante, Bernardo Cortés, socio de la firma Cortés Quesada Abogados, indicó que habrá que estar atentos a la votación del domingo, aunque es sumamente raro que la iniciativa llegue al pleno sin tener indicios de ser aprobada.

“Normalmente, las iniciativas suben al pleno cuando saben que tienen probabilidades de ser aprobadas, creo que podría darse el caso de que sea retirada y evitar el desgaste político que implicaría que se vote y rechace”, dijo.

Agregó que los cambios realizados hasta el momento no le garantizan su aprobación. Al preguntarle si considera que el Presidente tiene un ‘plan B’, apuntó que el Gobierno ya cuenta con el control de la industria, y que a lo mucho, podría mandar una iniciativa para proteger el litio.

“Ya tenemos un sector eléctrico inmóvil, sin necesidad de reforma ni de declarar inconstitucional a la Ley de la Industria Eléctrica”, subrayó.