BUQUE INSIGNIA MOSKVA, DE LA FLOTA RUSA, SE HUNDE; PENTÁGONO DICE QUE ES “UN GOLPE DURO”

La guerra sigue dando resultados negativos para ambos bandos, el buque insignia Moskva, de la flota de Rusia en el mar Negro, averiado durante la ofensiva contra Ucrania, se hundió, anunció el Ministerio ruso de Defensa.

“Durante el remolque del buque Moskva hacia el puerto de destino, la nave perdió su estabilidad a causa de los daños en el casco por el incendio tras la explosión de municiones. En condiciones de mar agitado, el buque se hundió”, declaró el Ministerio, citado por la agencia estatal TASS.

• El Ministerio de Defensa de Rusia había indicado que el crucero “conservaba su flotabilidad”, al mismo tiempo que investigaba las causas del siniestro

Las autoridades indicaron también que el proceso de remolque del buque Moskva estaba en curso y que la tripulación de varios centenares de personas había sido evacuada hacia otros barcos de la flota rusa en el mar Negro.

• Por su parte, Ucrania afirmó que había realizado un ataque al Moskva, que fue alcanzado por misiles

Reacciones

Tras el hundimiento del buque de guerra Moskva, el portavoz del Pentágono, John Kirby, aseguró que es un “un golpe duro” para la flota rusa en el mar Negro.

“Es un golpe duro para la flota del mar Negro y va a tener un efecto en sus capacidades (porque era) una parte clave de sus esfuerzos por establecer un dominio naval”, mencionó el portavoz a la cadena CNN.

El buque insignia

El Moskva comenzó sus operaciones en la era soviética en 1983 y participó en la intervención rusa en Siria a partir de 2015. El buque insignia del Ejército en el mar Negro ganó notoriedad al principio de la guerra por el ataque en la isla de las Serpientes, en la que 19 marineros ucranianos fueron capturados e intercambiados por prisioneros rusos.

• En el Donbás, en el este de Ucrania, las autoridades afirmaron que van a reiniciar las evacuaciones de civiles, tras haberlas suspendido porque Kiev estimó que eran demasiado “peligrosas”

“Los corredores humanitarios en la región de Lugansk van a funcionar a condición de que cesen los bombardeos de las fuerzas de ocupación”, indicó la vice primera ministra ucraniana, Irina Vereshchuk.

Las autoridades ucranianas han instado a la población de la zona a evacuar hacia el oeste ante el temor de una ofensiva rusa a gran escala, para controlar esta región, donde están las autoproclamadas “repúblicas” separatistas prorrusas de Donetsk y Lugansk, escenario de enfrentamientos con las tropas de Kiev desde 2014.