BOMBARDEO A ESCUELA REFUGIO DE UCRANIA DEJA UN SALDO DE 60 CIVILES MUERTOS, ASEGURA ZELENSKI

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, declaró a última hora del domingo que unas 60 personas que se refugiaban en una escuela de la localidad oriental de Bilohorivka murieron a causa de un bombardeo ruso.

“Como resultado de un ataque ruso sobre Bilohorivka, en la región de Luhansk, murieron unas 60 personas, civiles, que simplemente se escondían en la escuela, refugiándose de los bombardeos“, dijo Zelenski en su discurso nocturno por vídeo.

El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, dijo que quedó “conmocionado” por los reportes del bombardeo contra una escuela de la localidad de Bilohorivka, en el este de Ucrania, diciendo que es un recordatorio de que “son los civiles los que pagan el precio más alto” en los conflictos.

Unas 90 personas se resguardaban en el sótano, señalaron las autoridades. Cuadrillas de emergencia encontraron dos cuerpos y rescataron a 30 personas, pero “lo más probable es que las 60 que siguen bajo los escombros ya estén muertas”, dijo Serhiy Haidai, gobernador de la provincia de Luhansk, en un mensaje publicado en Telegram.

Ataques de artillería rusa también cobraron la vida de dos niños, de 11 y 14 años, en la localidad de Pryvillia, a poca distancia de la escuela. Luhansk forma parte del Donbás, la región industrial del este de Ucrania que las fuerzas rusas intentan capturar.

En un momento en que Moscú se alista a celebrar el lunes el triunfo sobre la Alemania nazi en 1945 con un desfile militar por el Día de la Victoria, una serie de gobernantes y celebridades de Occidente realizaron visitas sorpresa a Ucrania en una muestra de apoyo.

La primera dama de Estados Unidos, Jill Biden, se reunió con su contraparte ucraniana Olena Zelenska.

El primer ministro canadiense Justin Trudeau izó la bandera de su país en su embajada en Kiev. Y Bono y The Edge de la banda U2 se presentaron en una estación del metro de la capital ucraniana que ha sido utilizada como refugio antibombas, interpretando el éxito de la década de 1960 “Stand By Me”.

El presidente ucraniano Volodímir Zelenski, entre otros, advirtió en días recientes que los ataques rusos se recrudecerían antes del Día de la Victoria, y algunas ciudades declararon toques de queda y recomendaron a la población no reunirse en lugares públicos. Se cree que el mandatario ruso Vladimir Putin quiere proclamar algún triunfo en Ucrania durante su discurso a las tropas en la Plaza Roja.