BOLIVIA, HONDURAS Y ARGENTINA RESPALDAN A AMLO EN PROTESTA CONTRA LA CUMBRE DE LAS AMÉRICAS

Los presidentes de Bolivia, Honduras y Argentina respaldaron a su homólogo Andrés Manuel López Obrador con respecto a su postura acerca de que Estados Unidos debe invitar a todos los países del continente a la Cumbre de las Américas.

Xiomara Castro de Zelaya, dirigente de Bolivia, afirmó que, de no estar todos los países en la reunión que se llevará a cabo en Los Ángeles, entonces no podría denominarse como Cumbre de las Américas.

“Si no estamos todas las naciones, no es Cumbre de las Américas. ‘El estudio más digno de un Americano es América’ #JoséCeciliodelValle”, escribió la presidenta el miércoles a través de Twitter.

El martes, el presidente de Honduras, Luis Alberto Arce, afirmó que él tampoco participaría en la Cumbre si Cuba, Nicaragua y Venezuela son excluidos de la reunión.

“Consecuente con los principios y valores del Estado Plurinacional de Bolivia, reafirmo que una Cumbre de las Américas que excluye a países americanos no será una Cumbre de las Américas plena, y de persistir la exclusión de pueblos hermanos, no participaré de la misma”, escribió el mandatario en redes sociales.

Además, argumentó que su decisión está cimientada en que Bolivia mantiene sus relaciones internacionales con base en la Diplomacia de los Pueblos, “con inclusión, solidaridad, complementariedad, respeto a la soberanía, autodeterminación y construcción colectiva de la Cultura del Diálogo y la Paz”.

Por otra parte, el mandatario de Argentina, Alberto Fernández, dijo a DW, durante su gira en Alemania, que asistirá a la Cumbre en Los Ángeles, pero hizo una petición para que se invitará a todos los países de América Latina.

Y es que, el martes, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que de no extender la invitación a todos los países del continente a la Cumbre de las Américas, que se llevará a cabo del 6 al 10 de junio en California, enviará al canciller, Marcelo Ebrard, en su representación.

“No estamos para confrontación, estamos para hermanarnos, para unirnos y aunque tengamos diferencias las podemos resolver cuando menos escuchándonos, dialogando pero no excluyendo a nadie, además nadie tiene el derecho a excluir”, afirmó el mandatario durante su conferencia.