ARRINCONAN A ARTISTAS RUSOS; CANCELAN ESPECTÁCULOS EN SALAS OCCIDENTALES

Poco más de una semana después de que empezara la ofensiva rusa, los artistas y compañías rusas han visto sus espectáculos cancelados en las salas occidentales, lo que hace temer un aislamiento cultural.

“Hasta en los momentos más duros de la Guerra Fría, los intercambios culturales entre artistas rusos, estadunidenses y europeos continuaron. Siempre hubo tensiones, pero fue posible”, explicó Peter Gelb, director de la Metropolitan Opera House de Nueva York. Lo que ocurre ahora es diferente, va más allá de la Guerra Fría, es una guerra real”, afirmó.

La institución que dirige cesó su colaboración con el Bolshói, y tanto el MET como la Ópera de París y otras salas europeas decidieron no contratar a artistas pro-Putin.

El Teatro Real de Madrid suspendió las actuaciones del Bolshói en mayo y Londres hizo lo mismo.

Ante esta situación el coreógrafo ruso Alexéi Ratmansky abandonó dos nuevas producciones con el Bolshói y con el ballet Mariinsky. El francés Laurent Hilaire, que dirige el Ballet Stanislavski de Moscú, dimitió tras cinco años al frente.

Las críticas se han centrado en dos superestrellas consideradas próximas del régimen ruso: el director de orquesta Valeri Guérguiev, declarado persona non grata en muchas salas y abandonado por su agente; y la soprano Anna Netrebko, reina del arte lírico que tuvo que anular varios compromisos.