ALISTAN DEFENSA DEL INSTITUTO NACIONAL DE LENGUAS INDÍGENAS

 Los hablantes de lenguas indígenas nos vamos a oponer a la desaparición del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI)”, dijo ayer a Excélsior el poeta maya Jorge Miguel Cocom Pech (Campeche, 1952), autor de Secretos del abuelo, La ética del perro y ganador del Gran Premio Internacional de Poesía 2005 y del Premio de Literaturas Indígenas de América en 2016.

 Así que vamos a organizarnos, como ya lo estamos haciendo, para que el INALI siga favoreciendo la permanencia de las lenguas en todo el territorio nacional, porque este organismo no se puede borrar de un plumazo ni con un decretazo, sino que deberá pasar a las Cámaras, y aun nos quedará el recurso del amparo ante la Suprema Corte de Justicia”, abundó, en el marco de la iniciativa con proyecto de decreto para fusionar el INALI y el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI).

Cocom Pech aseguró que iniciativas como el Tren Maya, con el cual está de acuerdo, corren en paralelo a la permanencia del INALI, y cuestionó el silencio del poeta e investigador náhuatl, Natalio Hernández, fundador de la Asociación de los Escritores en Lenguas Indígenas e impulsor de la Casa de los Escritores en Lenguas Indígenas.

 ¿Dónde está Natalio Hernández en este momento? ¡Escondido!, guardando silencio, porque espera que lo nombren rector de la Universidad de las Lenguas Originarias de México. Es un cobarde, porque no lo he visto declarar. Está calladito, en complicidad con Adelfo Regino (titular del INALI) y así no se compromete a nada, porque está buscando chamba”, apuntó.

También cuestionó el trabajo de Alejandra Frausto al frente de la Secretaría de Cultura federal. “Ella atiende allá, pero también ha sido una cobarde, porque no ha defendido el presupuesto para el sector, pero claro, ella no renuncia al puesto porque cuida su bolsillo”.

Aseveró que no existe duplicidad alguna en las funciones del INALI y el INPI, ya que son organismos creados para fines distintos y cuestionó si los indígenas seguirán siendo la servidumbre del turismo.

Al cierre de esta edición, la organización Linguapax Internacional y el Grupo de Acompañamiento a Lenguas Amenazadas (GALA) suscribieron una petición en la plataforma Change.org para exigir a la Cámara de Diputados “que desistan de desdibujar y aplastar al INALI y sus objetivos bajo el edificio de algún otro instituto”.

Y pidieron que se fortalezca el INALI en un faro que alumbre las sendas del Decenio Internacional de las Lenguas Indígenas del Mundo (2022-2032), declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas.