ALFREDO RAMÍREZ BEDOLLA RINDE PROTESTA COMO GOBERNADOR DE MICHOACÁN

Con la ausencia del mandatario estatal saliente Silvano Aureoles Conejo, este viernes rindió protesta Alfredo Ramírez Bedolla como gobernador constitucional de Michoacán para el periodo 2021-2027.

Ante el pleno del Congreso del Estado, Ramírez Bedolla señaló que la política de armonía y reconciliación será el sello de su gobierno.

Destacó que tiene un largo camino de aprendizaje a lado del Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), desde hace 24 años.

Ese caminar, dijo, se hace realidad para Michoacán en la Cuarta Transformación.

«Decidir sobre el destino de Michoacán ha sido una tarea y una hazaña. Intentaron frenarnos por todos los medios, pero no lo lograron. No nos doblamos».

Alfredo Ramírez acusó que la confrontación entre el gobierno estatal y la federación es y ha sido un obstáculo para el crecimiento de Michoacán.

Denunció que en otros años se padeció la estrategia bélica y represiva que dejó en el territorio michoacano una estela de violencia y muertes.

«Esta estrategia belicosa (de Felipe Calderón) fue ordenada por un presidente que estaba obsesionado por ganar lo que las urnas le habían negado: la legitimidad», dijo.

Acusó que no hace muchos años, los michoacanos enfrentaron la intromisión hartera de mandatarios frívolos que tomaron por asalto el gobierno estatal.

Enfatizó que ayer concluyó el mandato de un gobierno que decidió la confrontación con el Presidente de la República.

Consideró que ello tuvo el resultado de profesores sin sueldos; programas federales desaprovechados y rezago en el desarrollo regional, económico e infraestructura.

Expuso que en la administración de Silvano Aureoles se incrementó la inseguridad y «padecemos una crisis financiera y de instituciones en vilo por su desmantelamiento».

Ramírez Bedolla llamó a la unidad y a actuar con responsabilidad y en armonía, ya que todo el pueblo de Michoacán aspira a alcanzar la paz y la fraternidad.

«Ni el saqueo del erario público, ni el abandono del gobierno y las instituciones al pueblo michoacano, alcanza para hacernos ruinas».

En su discurso, el ya mandatario constitucional adelantó que en su gobierno habrá justicia para el pueblo de Michoacán y respeto total a la autonomía de los indígenas.

«Reconocemos los agravios cometidos en el pasado en contra de nuestros pueblos originarios. Ofrezco disculpas por las malas acciones, los malos gobiernos, por los actos cometidos en contra de los pueblos indígenas», aseguró.

Anunció que su administración será austera y de buenas prácticas al servicio de la gente, además de sensible a los grandes problemas de la sociedad.

«Seremos un gobierno incluyente y plural. También debemos retomar nuestra vocación educativa hacia los niños y niñas; además el respeto a los trabajadores del sector educativo. Nunca más, un gobierno del estado confrontado con el sector educativo», declaró.

Adelantó que buscará la federalización de la nómina magisterial y que las instituciones universitarias sirvan a los jóvenes, no a las mafias.

Alfredo Ramírez Bedolla estuvo acompañado de funcionarios federales, gobernadores de otras entidades del país, de senadores, diputados federales, exmandatario michoacanos, así como representantes del sector empresarial, eclesiástico y partidista.