ACERVO DE RUTH LECHUGA ES INCLUIDO EN EL REGISTRO DE MEMORIA DEL MUNDO DE LA UNESCO

La Fundación Ajaraca informó ayer que el Acervo Fotográfico Ruth D. Lechuga (1920-2004) fue incluido en el registro de Memoria del Mundo de México de la Unesco.

Dicho acervo consta de más de 28 mil negativos y es uno de los testimonios visuales más valiosos del país, ya que contiene el registro de 400 comunidades y más de 28 culturas indígenas y mestizas de México, el cual es resguardado por la Fundación Ajaraca desde hace seis años.

“En el año 2016 Ajaraca inició acciones para preservar, catalogar y difundir la producción fotográfica de Ruth D. Lechuga, coleccionista, investigadora y promotora de arte popular de origen austriaco”, detalló.

Explicó que, con sólo 19 años, Lechuga llegó a México con su familia y pronto encontró una conexión con la diversidad cultural del país, lo cual la llevó a capturar diversos vestigios de la vida cotidiana y del arte popular a lo largo de la segunda mitad del siglo XX.

Dicho fondo comprende poco más de 25 mil negativos, los cuales ya han sido catalogados y han recibido trabajos de limpieza básica.

Todo ese trabajo visual, que da cuenta de los constantes viajes de Lechuga por 23 estados de la República y otros más al extranjero de 1948 a 1991, ha sido clasificado en 11 núcleos temáticos que se dividen en arquitectura, arqueología, fiestas tradicionales, fiestas cívicas, rituales, paisajes, arte popular, retratos y vida cotidiana, entre otros más, con lo cual es posible dimensionar el universo de la artista visual.

De acuerdo con la Unesco, “Ruth Lechuga supo capturar imágenes de un México que no siempre es visible para todos. Su labor fotográfica nos legó un acervo de imágenes últimas y únicas, de costumbres, rituales, arte popular y vida cotidiana”.

Por su parte, Ajaraca destacó que “el valor de estas imágenes renueva el compromiso de la fundación de seguir impulsando los grandes temas que contiene, garantizar su preservación, difusión y vinculación social y que estas tareas abonen a conocerlo y valorarlo cada vez más”, apuntó.

Finalmente, detalló que la colección abre una oportunidad al asombro con el que Ruth retrató México, un territorio diverso que da cuenta de la vitalidad de sus creadores y la riqueza de sus tradiciones. Este proyecto teje un hilo más para que el acervo fotográfico forme parte de la memoria, pero también de la manera en que se vive este país”.