ABOGADO DE HÉCTOR PARRA DEJA EL CASO DEL ACTOR: ESTA ES LA RAZÓN

Tras ocho meses de prisión, el actor Héctor Parra se ha quedado sin abogado. Parra fue acusado por su hija menos Alexa de haber abusado sexualmente de ella desde los 6 a los 14 años.

A partir del 25 de febrero su abogado José Luis Guerrero dejó el cargo luego de no haber encontrado la posibilidad de que se remunere su trabajo y tras haber comenzado a enfrentar una etapa en la que se requieren más recursos económicos.

«Presente mi renuncia a la defensa legal de Héctor, no terminé mal ni con Héctor ni con su hija- Es una diferencia de la estrategia en los gastos que se necesitan para diversos periciales porque estamos viviendo una etapa de contestación en la acusación y que tiene que ser redimida a través de audiencia», dijo José Luis Guerrero.

El pasado 23 de febrero la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México acusó formalmente al actor por el delito de abuso sexual cometido en contra de una persona menor de 12 años de edad, pero según su defensor este hecho no afecta al caso, pues él sigue siendo inocente hasta que no sea comprobado.

Desde ahora, Guerrero ya no puede emitir ningún comentario acerca del caso ni de lo que viene para el intérprete de «Un poquito tuyo», desde afuera su hija mayor Daniela Parra ha defendido su inocencia y realizado diversas colectas para la manutención de su padre mientras se encuentra en el Reclusorio Oriente.

«Jamás cobre un peso, yo estaba probono, jamás tuve una ganancia de este asunto lo hice por apoyar a Héctor y su hija a través de un vínculo que tengo de amistad con la madre de su hija (Daniela)».

Finalmente, el jurista resaltó que sigue manteniendo una relación de cariño y respeto hacía Parra, a quien vio por última vez el pasado miércoles. Durante esa visita asegura que lo vio muy estable, contrario a lo que afirmó la amiga del actor, Nayura Aragón, de que él estaba muy deprimido.

«Vi a Héctor la semana pasada todavía siendo parte de su defensa, por supuesto que una acusación como está tiene un impacto muy fuerte porque son penas muy altas, pero yo por lo menos no percibí depresión».