TENER UN PERRO REDUCE EN 24% EL RIESGO DE MUERTE

Tener un perro ayuda a reducir en 24 por ciento la probabilidad de muerte prematura, indica la revista «Circulation,» a journal of the American Heart Association, estos resultados se basan en la observación de los datos de 4 millones de personas de Estados Unidos, Escandinavia, Nueva Zelanda y Reino Unido.

De acuerdo al endocrinóloga Caroline Kramer, del hospital Monte Sinaí, la propiedad de un perro se asocia a la reducción de la mortalidad en un 24 por ciento por todas las causas y las personas que ya habían sufrido un ataque cardíaco y poseían un perro tuvieron beneficios mayores y para estas el riesgo bajó a 31 por ciento menos.

Y el beneficio de tener un perro para la salud fue aún mayor en personas que vivían solos. Estos beneficios se dan debido a que tener un perro y ser un dueño responsable obliga a los dueños a realizar caminatas diarias y la actividad física que esto representa ayuda a prevenir los infartos y a la rehabilitación tras haber sufrido uno.

Se recomienda que realicen entre diez y quince minutos de ejercicio al día, los cachorros tienen mucha energía y se puede aprovechar para mejorar la condiciones de salud.

En el terreno sentimental, la convivencia con los perros ayuda a mantenerse alegre y positivo pues al momento que el perro recibe al amo, este libera un sustancia química llamada oxitocina, que produce un sentimiento de felicidad.

También se encuentran asociaciones que ofrecen perros de asistencias que ayudan a la rehabilitación de diversas enfermedades, tales como autismo y parálisis motriz.