+488 882 9100 Viernes 18 de Agosto de 2017

SINDICALISTAS SE ENFRENTAN EN SALINA CRUZ


Sindicalistas se

SALINA CRUZ, OAX.- Un conflicto entre obreros y materialistas del sindicato de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) terminó en un enfrentamiento que dejó al menos 20 lesionados y dos unidades destruidas.

De acuerdo con fuentes policiales, a las 07:50 horas de este domingo se enfrentaron dos grupos de obreros sobre la Unidad Deportiva; el saldo fue de seis personas lesionadas.

Por su parte, otro grupo de mototortilleros, camioneros y obreros identificados con la CTM, se concentró frente a la puerta principal de la Refinería Antonio Dovalí Jaime, donde agredieron a dos ingenieros, así como a un grupo de obreros que se encontraba en espera para ingresar a laborar en la limpieza del área donde ocurrió la explosión en la paraestatal.

Los lesionados de esta gresca fueron llevados a diversas instituciones médicas, incluida la Cruza Roja, para su valoración, debido a las lesiones que presentaban tras ser agredidos por integrantes de la CTM.

Los seguidores de Hipólito Rojas, secretario general de esa federación regional, protagonizaron la agresión hacia el grupo de lidera Gloria Newman Estrada, la agresión se deriva de la disputa por adjudicarse los trabajos, como ha sido su costumbre de la CTM, para chantajear a las empresas.

El pleito se originó porque una empresa particular ganó la licitación de los trabajos para la limpieza total del área de la Casa de Bombas de la Refinería.

Dos horas después, los obreros que lideran Miguel Barrón Carbajal, Félix García y José García se reunieron para analizar las acciones a realizar tras la agresión que sufrieron sus compañeros por parte del grupo de Hipólito Rojas.

Al mediodía, los grupos contrarios, a bordo de camionetas, llegaron hasta la sede de la Confederación de Trabajadores de México, ubicada en la calle Manzanillo de la colonia Centro y comenzaron a bloquear las calles alternas al edificio.

La intención era sacar por la fuerza a Hipólito Rojas del inmueble; sin embargo, al interior se encontraban 10 personas que portaban armas de fuego para contener al grupo contrario.

Esto desató una confrontación y tensión en la zona centro, debido a los disparos y pedradas que los grupos intercambiaron por más de 40 minutos.

Los disparos, que se escuchaban en más de 200 metros a la redonda, irrumpieron la tranquilidad de comerciantes y vecinos, quienes se alarmaron y corrieron para refugiarse.

Sindicalistas se1

Los vecinos comenzaron a comunicarse vía telefónica a emergencias para solicitar apoyo policiaco, pero no les hicieron caso, lo cual provocó que entraran en pánico.

Durante la refriega, algunas personas fueron lesionadas, pero no ha habido confirmación oficial.

Hombres armados con pistolas corrían por los alrededores de la CTM en busca de Hipólito Rojas y Jesús Avendaño, pero, debido a la confusión, habían huido del lugar.

A las 14:00 horas, elementos de la Secretaría de Marina, así como de la Policía Estatal, tomaron el control de la situación y se dispersaron los agitadores, los cuales huyeron de la zona de conflicto para evitar ser aprehendidos.

Por su parte, el secretario general de los taxistas de la CTM, Javier Córdova, acusó a Hipólito Rojas de ser el responsable directo de estas agresiones, debido a que ordenó a sus seguidores agredir a un grupo de obreros para quitarles el trabajo.

“Es lamentable que Hipólito Rojas quiera seguir utilizando el chantaje y la agresión para conseguir dinero fácil sin importarle lo que le suceda a esos obreros que sólo quieren llevar el sustento familiar”, denunció.

Sindicalistas se2

Pidió a las autoridades de los tres niveles de gobierno no seguir solapando estas arbitrariedades y que se inicie una investigación contra Hipólito Rojas.

Por su parte, los empresarios adheridos a la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) se pronunciaron para que se restablezcan el orden y la paz, al tiempo de exigir que se castigue a los responsables que pusieron en riesgo la seguridad de la ciudadanía y de los empresarios que tienen sus locales comerciales en los alrededores de la CTM.

Denunciaron que desde 2015 han estado viviendo estos episodios, derivados de la disputa entre los diversos sindicatos de obreros, esta situación ha generado zozobra y temor, por lo que piden mayor seguridad y garantías para realizar sus actividades comerciales.

Los disparos y pedradas que los trabajadores sindicalizados intercambiaron se extendieron por más de 40 minutos.