SEGOB ANUNCIA QUE DEPORTARÁN A QUIENES ROMPIERON CERCO EN FRONTERA CON EU

La Secretaría de Gobernación informa que, en coordinación con autoridades locales de Baja California, logró contener al grupo de casi 500 migrantes que, de manera violenta, intentaron cruzar la frontera de México con Estados Unidos, en el paso fronterizo de El Chaparral, Tijuana.

A través de un comunicado, la dependencia reitera que, a través del Instituto Nacional de Migración (INM) se procederá a deportar inmediatamente a las personas plenamente identificadas que participaron en estos hechos violentos. Asimismo, detalla que dichos actos de provocación, lejos de ayudar a sus objetivos, atentan contra el marco legal migratorio y pueden resultar en un grave incidente en la línea fronteriza.

Respecto a la reacción de las autoridades norteamericanas para rechazar el ingreso de los centroamericanos a su territorio, esta dependencia afirma que no se reportan heridos por arma de fuego.

A través de la Segob, el Gobierno de México informa que, pese a la magnitud de esta situación y conforme a su política interna de respeto a los derechos humanos y a la no criminalización de la migración, nuestro país no desplegará fuerzas militares para enfrentar este problema. No obstante, reforzará los puntos fronterizos donde las personas irrumpieron en su intento por ingresar ilegalmente a los Estados Unidos.

Esta Secretaría mantendrá de forma permanente la comunicación y plena coordinación con las autoridades de los tres niveles de gobierno en México, así como con el Gobierno de los Estados Unidos.

Al día de hoy, el número de personas que conforman la llamada caravana migrante es de ocho mil 247. De estas, siete mil 417 se encuentran en el estado de Baja California, ubicadas en los municipios de Mexicali y Tijuana.

Asimismo, se informa que, de los 830 centroamericanos adicionales, 424 se encuentran ubicados en el albergue de Tláhuac, en la Ciudad de México; 253 transitan por el Estado de Sinaloa hacia Sonora; y 153 se trasladan por sus propios medios a la frontera norte del país.

En este contexto, cerca de dos mil centroamericanos que integraban las distintas caravanas han obtenido el apoyo del INM para su retorno voluntario asistido.

El Gobierno de México reitera su exhorto a los extranjeros en tránsito para que se acojan a los beneficios de regularizar su situación migratoria y acceder a los beneficios que ofrece el Estado, como trabajo formal, acceso a servicios de salud y educación pública, entre otros.