+488 882 9100 Sábado 16 de Diciembre de 2017

RIÑA EN EL PENAL DE CADEREYTA, NUEVO LEÓN, PROVOCA AL MENOS 13 INTERNOS MUERTOS


RIÑA EN EL PENAL

Al menos 13 muertos y 8 heridos dejó este martes una riña en el penal de Cadereyta, Nuevo León, de acuerdo con el gobierno estatal, que encabeza Jaime Rodríguez.

Los primeros disturbios se registraron en los primero minutos de este martes, pero fue hasta las 20:00 horas cuando el director del Centro de Información para la Seguridad estatal, Aldo Fasci, detalló que el motín tuvo como saldo la muerte de 13 reos y 8 lesionados de gravedad.

Fasci precisó que de las víctimas mortales del enfrentamiento, dos perdieron la vida por el uso de fuerza letal a la que tuvieron que recurrir las autoridades para controlar la situación. Otro de los internos falleció calcinado.

El uso de la fuerza letal, explicó Fasci, está justificado en el Código Penal de Nuevo León para garantizar la seguridad de terceros.

“En la madrugada de hoy (martes) inició una protesta por un grupo de internos en el penal de Cadereyta (…) El saldo hasta este momento es de 13 personas fallecidas”, dijo el funcionario estatal.

Fasci explicó que en el centro penitenciario de Cadereyta hay internos de al menos seis grupos delictivos que fuera del penal son rivales; sin embargo, un grupo de 40 personas está ligado a uno que no es aceptado por el resto en ninguno de los Centros de Readaptación Social (Cereso) de Nuevo León.

Recomendamos: Policía y defensorías, los eslabones débiles del sistema de justicia penal

A modo de protesta, el grupo de 40 internos secuestró a tres custodios e iniciaron una trifulca con autoridades estatales. Al intentar refugiarse en distintos puntos del penal, fueron recibidos por grupos contrarios.

Los tres custodios fueron liberados y siguen con vida, dijo.

Al penal de Cadereyta acudieron algunos de los familiares de los internos a la espera de que sean revelados los nombres de los heridos y de los fallecidos, lo que hasta las 21:30 horas no se había dado a conocer.

En el transcurso del día, al interior del penal se escucharon detonaciones de armas. También se registraron cortinas de humo.

Personal del penal aseguró que las detonaciones correspondían a balas de goma para dispersar el motín. Sin embargo, armados con palos y piedras, familiares de los internos bloquearon el acceso de las instalaciones para evitar el paso de las autoridades.

“Ya paren esa balacera que hay allá adentro”, gritó una mujer entre el tumulto.

Elementos de Fuerza Civil, de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Marina vigilan el interior del centro penitenciario, mientras que unidades de la Policía Ministerial y federal resguardan sus alrededores y las salidas de la carretera libre y la autopista con sentido a Reynosa, Tamaulipas.

El pasado 29 de marzo, en el penal de Cadereyta se registró un motín que dejó cuatro internos muertos. Tras el hecho se dieron cambios en los mandos penitenciarios de Nuevo León.