RESCATAN INMUEBLES PATRIMONIO CULTURAL DE LA ORFANDAD

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) espera obtener poco más de 2 mil millones de pesos cuando se resuelva la demanda que interpuso contra seguros Banorte.

Así lo detalló a Excélsior Salvador Camarena, coordinador de la Oficina de Sismos del INAH, a unos días de que se cumplan cuatro años de los sismos del 19 de septiembre que afectaron gran parte de los inmuebles históricos desde Chiapas hasta la CDMX.

“No tengo la menor duda de que vamos a ganar (el litigio), porque tenemos la razón”, aseveró Salvador Camarena.

“Y en el momento que ganemos, si aún hay inmuebles que estén desamparados, evidentemente vamos a aplicar ese recurso para poder restaurar”, abundó.

Y lo que sobre, dijo, “hay un acuerdo convenido con el Estado mexicano para que ese dinero sea reintegrado a las arcas de la nación”.

¿En qué etapa del proceso jurídico están?, se le preguntó. “Aún estamos en el proceso de presentación de pruebas”.

Camarena recordó que, “ante la falta de cumplimiento del seguro, una de las cosas que nos preocupó es que había muchos templos que se quedaron huérfanos, que no podían acceder a un financiamiento, porque el único que tenían era el seguro y éste dejó desamparado a esos inmuebles.

“Esto lo hemos resuelto con la aportación generosa de la SHCP, es decir, con ampliaciones presupuestales desde 2020, cuando ejercimos cerca de 254 mdp”, explicó.

Para este año, confirmó que cuentan con una ampliación por 100 mdp, como informó Arturo Balandrano (Excélsior 02/08/2021).

“Estos 100 mdp se ejercen en 49 inmuebles en proceso de restauración, en su mayoría en Oaxaca”, donde se hay cerca de 800 inmuebles dañados (incluidos 213 de los sismos de 2018 y 2020).

Sin embargo, reconoció que el INAH espera obtener una nueva ampliación en 2022, “porque no va a ser suficiente, ya que aún hay inmuebles desamparados que necesitan tener un recurso financiero y, seguramente, lo podremos atender con otra ampliación presupuestal”.

Lo cierto es que estas ampliaciones presupuestales que la SHCP ha realizado, espera que puedan ser cubiertas, más tarde, cuando el INAH gane el juicio.

“Es un dinero que, en todo caso, vamos a tener que regresar con este triunfo que esperamos tener en el ámbito jurídico”, explicó.

Camarena asegura que, al principio, el INAH intentó negociar con la aseguradora. “Queríamos una salida pacífica, así que le planteamos al seguro la posibilidad de negociar, que nos diera mil 500 mdp. Estábamos en esa tesitura, pero el seguro se negó rotundamente y entonces nos asesoró la SHCP”.

Camarena también explica que el INAH opera con cuatro grandes fuentes de financiamiento: la aportación de las comunidades, recursos de fundaciones e instituciones internacionales, el seguro y el Fonden.

Con la desaparición del Fonden, el INAH se ha mantenido a la espera de los nuevos lineamientos para ejercer dicho dinero (que asciende a cinco mil mdp).

“El dinero está ahí y nunca ha habido riesgo de que no lo tengamos. Ahora ya no está el Fonden y lo tiene la SHCP y se ejercerá a través de una cartera de inversión”.

¿No les preocupa carecer de un seguro contra sismos?, se le cuestionó.

“Sí, es preocupante que las aseguradoras hayan tenido ese sesgo canallesco de aprovechar la oportunidad para subir la póliza por sismos, pero tenemos cobertura contra cualquier eventualidad, incluso las provocadas por el propio hombre”. explicó.

Finalmente comentó que aún falta por recuperar el 40% de los inmuebles históricos (cerca de 940) afectados por los sismos de 2017, ubicados en Oaxaca, Morelos, Puebla, Ciudad de México, el Estado de México y Tlaxcala.

Aseveró que las zonas con mayores afectaciones están alrededor del volcán Popocatépetl (que son patrimonio de la humanidad) y otras más de Puebla, en la zona de Chautla, Izúcar de Matamoros y Atlixco.

Y en la CDMX las afectaciones están focalizadas en Xochimilco, Milpa Alta, en la actual Catedral de Xochimilco, en la colonia Guerrero y el Centro Histórico.

Catedral sin esculturas

Salvador Camarena comentó que será hasta 2022 cuando el INAH coloque las esculturas de La Fe y La Caridad en la Catedral Metropolitana.

Esto será hasta que se concluya la restauración de la parte oriente del inmueble (hacia la plaza Manuel Gamio) donde registra algunos daños menores.

También se refirió a La Profesa: “Ya está a punto de ser intervenida, pero este inmueble no sólo registró desplomes, sino un problema (en su estructura) que necesitará una intervención más grande, con recursos del Fonden”.

Caso similar al del Templo de la Santa Veracruz y del templo de San Juan de Dios, en la Plaza de la Santa Veracruz. “Estos inmuebles ya tienen su proyecto y estamos esperando el flujo económico para poder intervenir”, abundó.

Por último, aseguró que en los próximos días el INAH restaurará la capilla de la Cámara de los Secretos del Museo de El Carmen y trabajará en la recuperación del artesonado de la Catedral de San Cristóbal de las Casas.