PUTIN CULPA A LA GLOBALIZACIÓN DE MATANZA EN ESCUELA DE CRIMEA

El presidente ruso, Vladimir Putin, culpó este jueves a la globalización de la muerte el miércoles de 20 personas, en su mayoría estudiantes, por el ataque perpetrado contra un instituto politécnico de la ciudad crimea de Kerch.

Esto es, a todas vistas, resultado de la globalización. Por extraño que parezca. Vemos que en las redes sociales se han creado comunidades enteras”, dijo Putin durante su intervención en el foro de debate “Valdái” en la ciudad balnearia de Sochi.

Putin recordó que “todo empezó” en Estados Unidos con los ataques armados perpetrados contra escuelas o universidades, en clara alusión a tragedias como la ocurrida en 1999 en la escuela secundaria de Columbine, donde dos jóvenes asesinaron a 12 estudiantes y un profesor.

Gente joven psicológicamente inestable crea héroes falsos. Eso significa que todos nosotros, no sólo en Rusia, sino en el mundo en general, reaccionamos mal a las situaciones que se están creando en el mundo”, comentó, citado por medios rusos.

Putin considera que el mundo adulto no ofrece “un contenido necesario, interesante y útil para los jóvenes”.

En su opinión, algunos jóvenes se dejan guiar por “sucedáneos del heroísmo”, lo que lleva a tragedias como la ocurrida el miércoles.

El ataque contra un instituto politécnico de la ciudad de Kerch, que se encuentra cerca del puente que une desde hace poco el continente ruso con la república anexionada por Rusia, fue perpetrado por un alumno de 18 años, que utilizó un arma automática y explosivos.

Entre los fallecidos figuran quince alumnos, seis de ellos menores de edad, cinco adultos y el atacante, que se quitó la vida.

El Ministerio de Sanidad de Rusia informó hoy que el número de heridos supera los 40, de los cuales ocho menores y dos adultos serán trasladados a centros hospitalarios de Moscú.

El autor de la matanza ha sido identificado como Vladislav Rosliakov, alumno de cuarto año, que llegó al centro de estudios con dos mochilas cargadas de explosivos y pertrechado con una escopeta de repetición.

Según el Comité de Instrucción de Rusia, una vez dentro del centro, el estudiante -en palabras de sus compañeros, un chico tranquilo y retraído- comenzó a disparar contra alumnos y profesores y cuando ya no le quedaba munición detonó una bomba de fabricación casera y se quitó la vida.

El jefe de la república de Crimea, Serguéi Axiónov, afirmó hoy que Rosliakov, aunque actuó solo en el instituto, no pudo haber preparado la matanza sin ayuda de cómplices.

La tarea es establecer quién lo preparó para este crimen. Aquí él actuó solo. Eso está demostrado. Pero, a mi manera de ver y de la de colegas, este infame no pudo realizar solo todos los preparativos”, dijo Axiónov a la prensa en Kerch, según la agencia Interfax.

En cambio, otras fuentes consideran que, al tratarse de un alumno de Química, sí podía estar capacitado para fabricar él mismo los explosivos, uno de los cuales fue hallado sin detonar por las fuerzas de seguridad.

CRIMEA GUARDA DUELO POR LAS VÍCTIMAS DEL ATAQUE

La república de Crimea guarda hoy el primero de los tres días de duelo declarado en memoria de las 20 víctimas mortales causadas por el ataque perpetrado el miércoles contra un instituto politécnico de la ciudad de Kerch por un alumno que se quitó la vida tras la masacre.

El Gobierno de la península, anexionada por Rusia en marzo de 2014, publicó hoy una lista de los muertos en el ataque, en la que figuran quince alumnos, seis de ellos menores de edad, y cinco adultos, e incluye al autor de la matanza.

PUTIN ASEGURA QUE LOS RUSOS “IRÁN AL PARAÍSO” EN CASO DE GUERRA NUCLEAR

Los rusos “irán al paraíso” en caso de guerra nuclear, aseguró el jueves el presidente Vladimir Putin, defendiéndose de cualquier intento de guerra, y advirtió que todo agresor que quiera atacar su país con armas atómicas será “destruido”.

“El agresor debe comprender que el castigo es inevitable, que será destruido. Y nosotros, como víctimas de una agresión, como mártires, iremos al paraíso. Ellos, los agresores, simplemente morirán, ni siquiera tendrán tiempo de arrepentirse”, dijo Putin.

Si se produce una guerra nuclear, Rusia “no puede ser iniciadora de tal catástrofe porque no tenemos un concepto de ataque preventivo”, aclaró el presidente ruso.

“En una situación así, esperamos ser atacados por armas nucleares, pero no las utilizaremos” primero, precisó.