PRÍNCIPE CARLOS TIENE CORONAVIRUS Y PREOCUPA LA SALUD DE LA REINA ISABEL II

Carlos de Inglaterra es otra víctima del coronavirus. Se confirmó su contagio y ahora está en cuarentena al lado de su esposa, Camilla de Cornualles.

La noticia se confirmó la mañana de este miércoles por Clarence House, institución que maneja la oficina del príncipe, por lo que ya se encuentra en aislamiento en la residencia real de Balmoral, en Escocia.

Al parecer el contagio se dio en un viaje que el segundo en la corona británica realizó a Londres. Ahora se espera más información sobre un posible contagio en otros miembros de la realeza, incluida la reina Isabel.

Ha manifestado síntomas suaves, pero su salud es buena y sigue trabajando desde casa en los últimos días, como es habitual. La duquesa de Cornualles, Camilla Parker-Bowles, también ha sido sometida a pruebas pero no tiene el virus. De acuerdo con las recomendaciones médicas y del Gobierno, el príncipe y la duquesa se mantienen aislados en su residencia en Escocia, el castillo de Balmoral”, informó Clarence House, que es la institución que lleva los asuntos oficiales del príncipe

Agregó que las pruebas las llevó a cabo el Servicio Nacional de Salud (NHS, en sus siglas en inglés) de Aberdeenshire, que cuenta con los requisitos para poder realizarlas y explicó que no fue posible determinar dónde obtuvo el contagio el Príncipe, dado el elevado número de eventos en los que ha participado en las últimas semanas.

Carlos de Inglaterra coincidió el pasado 10 de marzo con el príncipe Alberto de Mónaco, quien también ha dado positivo en las pruebas del virus, en un evento social en Londres.

24 horas antes, se mostró en público acompañando a su madre, la reina Isabel II. Tanto la monarca como su esposo, el príncipe Felipe de Edimburgo (98 años), abandonaron el Palacio de Buckingham, en Londres, y permanecen recluidos en el castillo de Windsor.

El heredero al trono es el miembro de la familia real británica con mayor número de compromisos públicos, y su actividad ha aumentado en los últimos años a medida que Isabel II, de 93 años, ha ido reduciendo los suyos.

Carlos ha comunicado su situación a sus dos hijos, los príncipes Guillermo y Enrique. El tercero en la línea de sucesión, el duque de Cambridge, permanece también confinado con su esposa, Kate Middleton, en su residencia de Anmer Hall, en Norfolk.