PADRE MATA A SU HIJO EN RITUAL RELIGIOSO PARA ‘SACARLE EL DEMONIO’

Un tribunal de enjuiciamiento del municipio de Matamoros, Tamaulipas, sentenció a 30 años de cárcel a un mesero que mató a golpes a su menor hijo en una ritual religioso en el cual intentó “sacarle el demonio”.

En el mismo caso, la hija del agresor también fue sentenciada, pero a diferencia de su padre, a ella sólo se le condenó a 12 años de prisión.

La Fiscalía de Justicia de Tamaulipas detalló que Ausencio “B” fue encontrado responsable del delito de filicidio, mientras que a su hija Raquel Yamilet “B” se le fincó la responsabilidad de homicidio simple intencional.

El agraviado es el niño identificado como Nicolas “B”, de nueve años, hijo y hermano respectivamente de los sentenciados.

El asesinato del menor ocurrió el día 9 de abril de 2020, en la colonia Expofiesta, al sur de Matamoros.

El niño fue llevado al Seguro Social presentando síntomas severos que terminaron con su existencia.

Dentro de las investigaciones que realizaron los oficiales, se descubrió que el mesero y su hija, así como otra niña, que es menor de edad, participaron en un ritual religioso con la finalidad de “sacarle un demonio” al niño.

Vecinos dijeron a policías que durante varios días escucharon gritos, pero nunca pensaron que se trataba del niño que era sometido a torturas.

Dijeron que no les pareció anormal dado a que la familia era de la religión presbiteriana y debido a que la iglesia estaba cerrada por la pandemia del covid-19, pensaron que hacían oraciones dentro de su casa.

Además de la sentencia a cumplir, el hombre deberá de cubrir la cantidad de 126 mil 837 pesos por concepto de reparación de daño y multas.