‘OLVIDAN’ REPARAR PATRIMONIO DAÑADO DURANTE SISMOS; FALTA POR ATENDER 48% DEL PATRIMONIO AFECTADO

Aún falta por atender cerca del 48% del patrimonio afectado por los sismos de 2017, estima Arturo Balandrano, director de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural de la Secretaría de Cultura federal (DGSMPC) y encargado del Programa Nacional de Recuperación (PNR) para el sector cultural, a casi cuatro años del siniestro que afectó a 3 mil 61 inmuebles.

En entrevista con Excélsior, Balandrano habló de los avances de restauración en casos como el Templo de Nuestra Señora de los Ángeles, La Profesa, La Casa de la Malinche, la Fuente de Chapultepec y la Casa de los Vientos. Reconoció que aún se trabaja en la posible contratación de un seguro que proteja a los inmuebles históricos de sismos en el futuro y aseguró que Sitios y Monumentos transfirió al INAH 100 millones de pesos del PNR para atender inmuebles que carecen de recursos debido al proceso legal que mantienen con la aseguradora.

Este año, dijo Balandrano, el PNR ejercerán 333 mdp para atender 250 inmuebles, de los cuales 125 corresponden a seguimientos de 2019 y 2020.

Sobre la falta de contratación de una póliza que cubra sismos, Balandrano explicó que el INAH sólo contrató una póliza que cubre a monumentos arqueológicos, históricos y paleontológicos contra desastres naturales, hidrometeorológicos, geológicos, deslaves y otras cuestiones, pero no de sismos.

Este tema, añadió, está en revisión por parte de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) y la SHCP, ya que las pólizas se volvieron incosteables. Desde 2019, “se hizo una licitación y los precios que presentaron las aseguradoras fueron de 1000% más, así que se trabaja con éstas para racionalizar los costos de una cobertura contra sismos.

 Mientras tanto, el acuerdo con el gobierno federal es que si algún sismo afectara el patrimonio cultural, como sucedió en los últimos dos años, se cubrirá con los recursos del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), a fin de no dejar desamparados los bienes patrimoniales afectados, y con las pólizas de seguros los eventos catastróficos de otro tipo”, añadió.

Sobre la restauración en proceso del Templo de Nuestra Señora de los Ángeles, en la colonia Guerrero de la CDMX, Balandrano aseguró que el INAH ha trabajado en el proyecto para su reestructuración con el Instituto de Ingeniería de la UNAM. La idea es restituir la cúpula, restaurar sus muros y reponer su linternilla utilizando materiales más ligeros.

En el caso de La Profesa, en el Centro Histórico, comentó que el proyecto está en proceso y que buscarán solventar su daño estructural. “Los daños se van a restaurar. Estamos tratando de hacer que, en caso de un terremoto como el de 2017, este templo no tenga algún colapso”.

Para la Casa de la Malinche, en Coyoacán, el PNR ha ejercido 10 mdp en trabajos de recimentación de sus crujías históricas que mitiguen los asentamientos diferenciales que fracturaron los muros de la casa.

De momento, alistan la etapa final que implicará la restauración de muros, losas de entrepiso, losas de cubierta, del segundo nivel y la restitución de sus elementos decorativos, pintura y aplanados, con apoyo de los herederos del inmueble.

Balandrano también habló sobre la Fuente de Chapultepec de la CDMX: “Nosotros no creemos que sea conveniente reubicarla en este momento. Lo que consideramos urgente es hacer una plataforma de cimentación que permita mitigar los hundimientos diferenciales y proceder a retejer la fractura que la dividió en dos cuerpos”.

Por último, refirió La Casa de los Vientos, ubicada en Guerrero, la cual tuvo una primera intervención estructural, aunque queda pendiente una segunda etapa para restaurar los murales de Diego Rivera. “Ahí trabajamos con el INBAL y Cencropam para tener la asesoría técnica especializada y se espera que una empresa de restauración sea contratada este año con recursos del PEF”.

Por último, el funcionario confió en que la DGSMPC terminará el 92% de los inmuebles que tiene asignados (cerca de 700) en 2022, y sólo restará un 8% de algunos inmuebles.

PRESTAN 100 MDP AL INAH

Arturo Balandrano reveló que la DGSMPC transfirió 100 mdp al INAH, de forma temporal, para evitar que la actividad de restauración se detuviera.

 Hicimos una transferencia al INAH. Es un tema importante porque con la problemática de la falta de pago de la aseguradora Banorte, con quien llevamos un litigio, el INAH se quedó sin recursos”, dijo.

Y agregó: “Para que esos trabajos no se paren acordamos, por instrucción de la secretaria Alejandra Frausto, transferir 100 de los 333 mdp que tenemos asignados en este año, a fin de que el INAH empezara a distribuir esos recursos en los templos que tenían previsto utilizar recursos del seguro y que ya no tienen esa fuente”.

Dicha transferencia se realizó en acuerdo con la SHCP, Sedatu y la SC federal, pero aseguró que el monto será reembolsado por Hacienda. “En septiembre tendríamos que tener la disponibilidad presupuestal para los compromisos que firmaremos en los convenios para segundas y terceras etapas”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − 12 =