“NI UN VASO DE AGUA”: LUZ ELENA GONZÁLEZ RECORDÓ SU EXPERIENCIA CON LUPITA JONES Y NUESTRA BELLEZA MÉXICO

Nueva información continua surgiendo en torno al caso de Lupita Jones, de quien se ha ventilado nuevamente que su personalidad y la forma dura de manejar las riendas de la organización Mexicana Universal, han afectado gravemente el desempeño de algunas participantes, quienes se han sumado a la revelación de Sofía Aragón, y admitieron que a su paso por el programa de belleza que prepara a jovencitas para otros concursos internacionales no la pasaron del todo bien.

Y es que algunas chicas aseguraron que la forma personal de conducirse de Jones deja mucho que desear, pues se muestra altiva y con exigencias que rayan en lo absurdo, razón por la que no se sintieron cómodas ni pudieron dar lo mejor de sí rumbo a Miss Universo. Incluso Sofía reveló que Lupita Jones no le pagó “ni un peso” durante el tiempo que duró su entrenamiento, por lo que tuvo que arreglárselas por sí misma para hacer frente a sus necesidades de manutención.

Con este panorama del que se suscitó una serie de declaraciones de otras reinas y de la misma Lupita defendiéndose y desmintiendo ciertos aspectos, ahora la actriz Luz Elena González recordó cómo fue su experiencia con la directora del certamen nacional cuando concursó en el entonces llamado Nuestra Belleza México en 1994.

“Yo gané el tercer lugar en el nacional, me vine a vivir a la Ciudad de México y me dio hospedaje un par de meses en un departamento donde recibían a las chicas que habían ganado los primeros lugares de Nuestra Belleza y que tenían la beca para estudiar en el CEA, en ese tiempo estaba su ex cuñada, yo me quedé ahí y me dijeron ‘sólo puedes dos meses’”, comenzó por recordar la también conductora en el programa Aquí contigo.

“Cuando llegué ahí las reglas fueron muy claras, el cuarto de la cuñada siempre estaba cerrado con llave, sólo me podían hablar por teléfono mis papás en la noche o muy temprano en la mañana. No podía tocar nada del refrigerador porque no era mío, tenía yo que comprarlo”, agregó y reveló que “ni un vaso de agua” podía tomar de aquel departamento.

Como consecuencia de las estrictas reglas de la preparadora de reinas de belleza, y ante el hecho de que nadie podía saber dónde vivía, Luz Elena admitió que comenzó a caer en depresión, pues nunca había vivido una situación similar tan limitante al grado de ver coartada su libertad.

“Con una semana de estar ahí me empezó a dar mucha tristeza y mucha depresión, entonces no iba en realidad, iba y recogía un poco de ropa, prefería no estar ahí, no podía visitarme nadie”, expresó.

Y es que al poco tiempo Lupita Jones se enteró de que Luz Elena ya no pasaba las noches en el departamento donde la instaló, pues la actriz se quedaba con su novio. Por ello Luz Elena se preocupó y le pidió a Jones que no revelara ese tema con sus papás, pues ellos eran muy conservadores y conocer el dato no sería de su agrado.

Ante la petición, la Miss Universo 1991 se enojó mucho, por lo que en consecuencia tomó la decisión de excluirla de los eventos internacionales para las que se estaba preparando, resolución que le notificó intempestivamente, de un día para otro: “Ya no puedes ir al concurso, ya no tuve la oportunidad de irme a ese certamen internacional y mandó a otra chica a ese concurso”, expresó.

Pero la situación no quedó en ello, pues Luz Elena destacó que conforme fue pasando el tiempo, la actitud fría y distante de Lupita Jones era evidente para con ella y cuando se encontraban en diversos eventos, la también empresaria no le dirigía la palabra y se seguía de largo sin voltear a verla, situación que la también cantante confesó que “le dolió” en su momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + 9 =