NAYARIT LE TENDIÓ LA MANO A CONSTELLATION BRANDS TRAS CANCELACIÓN DE PLANTA EN MEXICALI

El gobierno de Nayarit, encabezado por Antonio Echevarría García, extendió la mano a la cervecera estadounidense Constellation Brands para que construyeran su nueva planta productora de cerveza en la entidad, ante el rechazo popular de la misma en Mexicali.

“Después de la decisión tomada por la ciudadanía de Mexicali, de no aceptar la instalación de la planta cervecera de la empresa Constellation Brands, quiero hacer una invitación a los directivos de dicha compañía para venir a Nayarit y valorar la posibilidad de invertir en nuestro estado”, dijo el panista de 46 años.

Asimismo, el gobernador explicó que su entidad cuenta con las condiciones infraestructurales, jurídicas y naturales para que la empresa se instale en la entidad.

“Afortunadamente, nuestro territorio tiene la capacidad de agua suficiente, además de que contamos con un marco jurídico que brinda garantías de seguridad y certidumbre para sus inversiones. Nayarit es su casa y nosotros somos sus amigos. Aquí siempre tendremos las puertas abiertas para empresarios que deseen invertir y generar empleos, que se vean reflejados directamente en la economía de las familias”, aseguró el político.

Este llamado a la empresa con sede en Nueva York ocurre después de haber tenido lugar una consulta popular en el municipio de Mexicali, Baja California, el fin de semana pasado, donde se rechazó la construcción de una planta productora de cerveza.

La consulta se llevó a cabo el sábado 21 y domingo 22 de marzo con una participación registrada de 36,460 votos, de los cuales el 76.1% (27,973) dijeron no a Constellation. Ante esto, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador expresó su respaldo durante la conferencia mañanera del lunes 23 del mismo mes, donde dijo que respetará el resultado y que, de ser necesario, hablará con los dueños de la empresa.

“Hay que respetar la decisión de la gente, yo creo que ellos van a entender, cuando hay un resultado así, pues es evidente que no hay un acuerdo, si hubiese sido el resultado más parejo o hubiese participado menos gente, pero es bastante la participación, y tenemos que escuchar a la gente y gobernar con el mandato popular”, expresó el mandatario.

Esto fue severamente criticado por dos de las principales organizaciones patronales del país: la Coparmex (Confederación Patronal de México) y el CCE (Consejo Coordinador Empresarial), quienes explicaron cómo esta decisión afectará de manera económica a todo el país.

El CCE explicó que este proyecto contempla una inversión local de mil 400 millones de dólares que ahora podrían perderse. Por su cuenta, Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex, explicó que esto hace ver muy mal a México, pues inhibe la inversión al propiciar la incertidumbre jurídica. Asimismo, responsabilizó al presidente López Obrador de esta mala imagen que proyecta ante el mundo el Estado mexicano.

De Hoyos explicó en un video, que subió a su cuenta oficial de Twitter, que previo a la consulta realizada en Mexicali, distintos expertos habían garantizado el suministro de agua dulce tanto para Constellation, como para los habitantes de la región y para la industria ya instaurada que necesite del uso del agua para riego.

También señaló que la empresa estadounidense, desde la administración pasada, ya contaba con los permisos requeridos para echar a andar la construcción de su planta procesadora.

De este modo, el gobierno de Nayarit pretende capitalizar el mensaje de las organizaciones empresariales para atraer de Baja California a su entidad los recursos de inversión de la multinacional para beneficio de sus ciudadanos.