MESSI LLEGARÁ EN PLENITUD PARA LA SERIE ANTE EL LIVERPOOL

Suplente en siete partidos y ausente en otros nueve (cinco por lesión y cuatro por decisión técnica, acordada con Valverde), Leo Messi llegará al duelo frente al Liverpool totalmente descansado, en plenitud física, aunque vigilante con sus problemas de pubis, y habiendo jugado a estas alturas de la temporada menos minutos y partidos que en las cuatro campañas anteriores.

Descansado después de que el entrenador le dejase en el banquillo en siete encuentros en los que jugó un total de 222 minutos, repartidos en 35 frente al Athletic en la séptima jornada de Liga, 27 ante el Tottenham en Champions, otros 27 otra vez en Liga contra el Leganés en enero, 28 en la ida de semifinales de Copa ante el Real Madrid en febrero, 30 ante Villarreal y Alavés en Liga, ya en abril y los 45 del sábado, también en el campeonato liguero, frente al Levante.

De esta manera, Messi lleva ahorrados 408 minutos en esos siete encuentros… Además de otros 360 minutos en los 4 partidos (Leonesa, Levante y Sevilla Copa y Huesca Liga) que no jugó y, también, los cinco (450 minutos) que permaneció fuera por la lesión en el codo de octubre y que le apartaron de los duelos frente a Inter, Real Madrid, Cultural Leonesa y nuevamente Inter entre el 24 de octubre y el 6 de noviembre. Ahí se acumulan 810 minutos, sumados a los 64 finales del partido ante el Sevilla en que se lesionó.

En total Messi ha dejado de jugar desde que comenzó la temporada 1.282 minutos, lo que significa algo más de un 26 por ciento del tiempo total, en nueve partidos completos y las suplencias apuntadas… Más que en ninguna otra campaña desde la 2008-09, cuando jugó 51 de los 62 partidos del Barça y fue suplente en 10 encuentros para sumar 3.893 minutos en total, una cifra que, se aventura, no será muy distinta este curso.

Messi, que acumula 3.578 minutos en 44 partidos con el Barça (además del amistoso en Madrid frente a Venezuela con la selección argentina), acabó el mes de abril de 2014, la temporada a las órdenes de Gerardo Martino, jugando 3.478 minutos en 40 partidos de azulgrana… a los que se sumaban dos con la albiceleste.

Quiere esto decir que en aquella campaña previa al Mundial de Brasil el astro de Rosario cerró el mes de abril jugando 10 minutos menos que esta temporada… Y desde luego, mucho menos, ahora, que en los últimos años, cuando su permanencia en el terreno de juego ha sido una constante.

Dosificado como no se recuerda en el Camp Nou, el capitán azulgrana suma casi 700 minutos menos que la pasada temporada. Desde Que se sentenció la eliminatoria frente al Olympique de Lyon en el Camp Nou, el 13 de marzo, el Barcelona ha disputado diez partidos, de los que Messi, jugando nueve, solo ha sido titular en seis. En total, en esta parte trascendental del curso, Leo ha tomado parte en 645 minutos del total de 900 del equipo azulgrana.

Y atendiendo a la eliminatoria con el Liverpool alrededor del Camp Nou se da casi como un hecho que el sábado, en Vigo y ante el Celta, el capitán puede enlazar su tercera jornada liguera en el banquillo o, incluso, quedarse en casa, descansando para el siguiente partido en Anfield.

VIGILANTE

“Vengo entrenando poco, no jugando todos los partidos. La pubalgia es complicada y no se saca de un día para otro. Me encuentro mejor pero no la limpié. Tengo que cuidarme”, avisó Messi a finales de marzo durante una entrevista concedida a Radio Club Octubre 94.7 y cuyo aviso fue ratificado por el propio Ernesto Valverde.

“Juega con problemas en el pubis desde Navidad” descubrió el entrenador azulgrana, lo que explicaría, también, los descansos, que se fueron intercalando durante los primeros cinco meses del curso pero que, tras esas declaraciones del técnico y del propio futbolista se catapultaron al primer plano.

De los ocho partidos disputados por el Barça en abril Messi solo ha completado cuatro. De los 720 minutos jugados por el equipo azulgrana, Leo ha permanecido en el campo 465. De esta forma, vigilante con el pubis y descansado en la búsqueda del triplete, Leo Messi acudirá al duelo cumbre frente al Liverpool en plenitud.