MÉDICO DE LA SELECCIÓN RUSA ADMITE QUE JUGADORES USARON AMONIACO EN EL MUNDIAL; RECHAZA DOPAJE

El jefe médico de la selección rusa de futbol, Eduard Bezuglov, rechazó que los jugadores del representativo se hubieran dopado en el Mundial de Rusia 2018, previo a los encuentros con España y Croacia, en octavos y cuartos de final, respectivamente.

“Se trata de un simple amoniaco con el que se impregnan trozos de algodón y después se inhala. Esto lo hacen miles de deportistas para animarse. Se utiliza desde hace décadas”, explicó el médico a medios locales, luego de que el diario alemán Süddeutsche Zeitung diera a conocer que los futbolistas rusos aspiraron amoniaco antes de los juegos señalados.

Según el rotativo, representantes del seleccionado le confirmaron que los jugadores inhalaban amoniaco para sentirse mejor durante los partidos de la Copa del Mundo.

El amoniaco no está prohibido, pero la agencia antidopaje no permite que sea consumido en público.

Dicha sustancia produce la inmediata dilatación de los pulmones y la cavidad nasal, además de significativos aumentos en el flujo sanguíneo, incremento de la velocidad en la perfusión y vascularización cerebral.

Según el médico ruso, el amoniaco no sólo se utiliza en el deporte, sino en la vida cotidiana de la gente “cuando alguien pierde el conocimiento o se siente débil”.

“Simplemente por el fuerte olor que desprende, se puede ir a cualquier farmacia, comprar algodón y amoniaco. Esto no tiene ninguna relación con el dopaje”, aseguró Bezuglov.

No es la primera vez que el futbol ruso es considerado sospechoso de dopaje, ya que en 2016 la FIFA abrió una investigación de una trama en la que estarían implicados 11 jugadores citados por el informe McLaren de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).