LOBOS SACÓ EMPATE EN DERBI POBLANO Y APAGÓ FIESTA DE 50 AÑOS DEL CUAUHTÉMOC

Cuando parecía que el Estadio Cuauhtémoc iba a vivir una fiesta completamente camotera, los Lobos de la BUAP mordieron el pastel y arruinaron la celebración, al lograr el empate 2-2 en el Derbi poblano ante la Franja.

El equipo licántropo llegó con todas las intenciones de arrebatar puntos de este recinto, para así aguadar la fiesta del Cuauhtémoc y vaya que lo consiguió, porque la escuadra de Juan Francisco Palencia se encargó de abrir el marcador y de cerrarlo, en un encuentro en el que la Franja dio la voltereta pero no pudo aguantar la ventaja.

Hace algunas semanas, el técnico de la BUAP señaló que con la llegada del argentino Leonardo Ramos su escuadra ya tenía gol y vaya que lo dijo con conocimiento de causa, porque el atacante se encargó de meter el primero de la noche al 38’, tras una gran jugada de Mauro Lainez, quien le dejó servida la pelota dentro del área.

Pese a la ventaja del visitante, el espíritu del local no se apagó tan fácil y fue así como el equipo del Ojitos Meza logró empatar y posteriormente dar la vuelta. Al 48’, Jonathan Espericueta se estrenó como goleador en Primera División con un golazo de fuera del área, mientras que tres minutos después, el goleador de la Franja, Lucas Cavallini, metió el segundo haciendo explotar al Estadio Cuauhtémoc, que así gozaba de una fiesta totalmente blanquiazul en su primer medio siglo de vida.

Sin embargo, cuando parecía que el pastel estaba listo con todo y velitas para cantarle las mañanitas a la casa de la Franja, apareció el Lobo para evitarlo y a través de Michaell Chirinos, al 80’, clavó el 2-2 que sentenció el marcador y dividió puntos en el Derbi poblano.

Así, la Franja hiló su segundo juego como local sin ganar, además de su tercero sin encontrar el triunfo, toda vez que hace 15 días perdió aquí ante América y hace ocho igualó con Pumas en CU, además de que perdió la oportunidad de meterse a zona de Liguilla, en tanto que Lobos sumó su tercer encuentro sin derrota, aunque ya no pudo ganar, luego de derrotar a León y Monarcas en sus dos juegos anteriores.