‘LINCHAMIENTOS SON ACTOS DE BARBARIE’

Los linchamientos que han ocurrido en los últimos días en Puebla y en Hidalgo no son actos de justicia, sino de barbarie y deben sancionarse, pero también deben de corregirse las debilidades institucionales en impartición de justicia, afirmó Luis Raúl González Pérez, presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

En reunión con medios tras participar en la ceremonia de inauguración de la Segunda Asamblea Plenaria de 2018 de la Comisión Nacional de Tribunales Superiores de Justicia de los Estados Unidos Mexicanos (Conatrib), el ombudsman nacional afirmó que a pesar de existir una debilidad institucional en materia de justicia no debe de haber espacio para la justicia por propia mano.

“Hemos reprochado y condenado la justicia por propia mano; no podemos perseguir conductas, presuntamente y a veces ni siquiera son conductas, ilícitas pretendiendo hacer justicia por propia mano. Hay que reconocer que hay debilidad institucional en la procuración de justicia, pero esto no debe sustituirse por pretendernos hacernos justicia por propia mano.

“Eso no es justicia, esa es barbarie y hay que sancionar a quienes incitan e impulsan este tipo de soluciones. Pero también hay que corregir las debilidades institucionales”.

Adelantó que el organismo nacional emitirá un informe sobre los linchamientos, y aseguró que a pesar de la desesperación que pueda existir entre la población, “no puede llevar al extremo de hacer justicia por propia mano, porque vamos a caer en estado selvático, en donde lo que impere es quién puede más”.

“Tenemos que darle a la sociedad, a esa sociedad indignada porque no hay procuración de justicia, respuesta fortaleciendo a las instituciones, pero tenemos que dar garantías a la ciudadanía de que mañana ninguno de nosotros puede ser confundido en una justicia malamente llamada justicia de propia mano”.