LEVANTAN LA MANO POR LOS ARTISTAS

Los retos se incrementan para la industria del entretenimiento en México con las nuevas formas de convivencia y cuidados sanitarios que la pandemia marca en el mundo.

Los productores y especialistas Eva Escobedo y Carlos Rosanoff reflexionan sobre los panoramas que se avecinan para que los espectáculos presenciales y el gremio que los sostiene. Desde hace un par de años, Carlos Rosanoff, experto en ‘production manager’, operador y diseñador de iluminación y audio, comenzó a idear a la Cámara Mexicana de la Industria del Espectáculo y el Entretenimiento (CAMIEE), proyecto que busca ser un pilar ante una crisis como la actual, en la que se ha recalcado la carencia de servicios médicos y económicos para artistas y equipos de producción, promotores, audio, iluminación, montaje, ventas y comunicación.

“Hemos mostrado el proyecto en distintos sectores y ha tenido buena aceptación, porque actualmente la problemática es muy larga en cuestión de prestaciones, seguridad social, no tenemos denominaciones de trabajo como tal ante el Seguro Social y la Secretaría del Trabajo y Prevención Social, no aparecemos en ninguna ley como personajes de nada, no tenemos un organismo que nos ayude a representarnos en cuestión de derechos laborales”.

Al momento se han integrado a CAMIEE cerca de 20 profesionales de la industria que, de manera individual o colectiva, han fortalecido al entretenimiento y a los espectáculos en México, y que ahora vuelven a unir esfuerzos y creatividad para buscar nuevas dinámicas que se adapten a las necesidades de la industria local y nacional.

“Estamos en el proceso de consolidar el A.C. que es el primer paso, es un órgano promotor para el desarrollo de la cámara. Tenemos que tener por lo menos al 20% de gremio solicitando que se haga este proceso ante la Secretaría de Economía. También hemos tenido acercamiento con las empresas y personalidades más importantes del medio”.

Eva Escobedo añade que uno de los principales campos de acción de CAMIEE se verá reflejado en la profesionalización del gremio a través de iniciativas y alianzas educativas con otras instituciones que permitan a la industria estar en constante capacitación y especialización. “Es una cámara para todos, para trabajar, tener mejores condiciones de trabajo, crear programas de educacióny crear fondos de ahorro”.