LENÍN MORENO CONFIRMA SU INTENCIÓN DE QUE ASSANGE ABANDONE LA EMBAJADA DE ECUADOR EN LONDRES

El presidente ecuatoriano señaló que el escenario que se vive con Julian Assange es “un problema que heredó su administración del antiguo gobierno”, el del presidente Rafael Correa, debido a que consideraron que la vida de Assange corría peligro.

Lenín Moreno, presidente de Ecuador, aseguró que jamás ha estado de acuerdo con “la actividad que realiza el señor [Julian] Assange”, fundador de WikiLeaks, y ratificó su intención de negociar la salida del ciberactivista de la sede diplomática de su país en Londres.

El mandatario fue cuestionado respecto a la situación de Assange, quien desde 2012 permanece bajo el estatus de asilo político en la embajada de Ecuador en la capital británica.

Las declaraciones del mandatario ecuatoriano tuvieron lugar en el Foro América Europa Press, que se celebró este viernes en España.

Durante su intervención, Moreno señaló que el escenario que se vive con Julian Assange es “un problema que heredó su administración del antiguo gobierno”, el del presidente Rafael Correa, debido a que consideraron que la vida del ciberactivista corría peligro.

No obstante, su país apunta a un diálogo con el gobierno británico bajo la premisa de que en todo momento se garanticen los derechos de Assange.

“Es hasta violatorio de los derechos humanos que una persona permanezca demasiado tiempo aislada”, dijo el presidente de Ecuador.

Desde el 21 de diciembre de 2017, Assange tiene la nacionalidad ecuatoriana pero sigue sin poder abandonar la embajada ante la latente posibilidad de ser extraditado a Estados Unidos por difundir en 2010 miles de cables clasificados sobre las actividades de espionaje de Washington.