LAMBDA: LA VARIANTE DEL VIRUS SARS-COV-2 QUE YA INFECTÓ A 68 MEXICANOS

Las variantes de coronavirus en México continúan bajo estudio de los expertos, pero en fechas recientes, advirtieron que una proveniente de Perú ha causado grandes estragos en América del Sur, y ya llegó a nuestro país.

Roselyn Lemus-Martin, doctora en biología molecular, dijo a la periodista Azucena Uresti en Fórmula que Lambda o C.37 podría tener una mayor velocidad de transmisión debido a sus mutaciones.

Lambda fue detectado por primera vez en México el 24 de abril de 2021, procedente de Perú. Hasta el reporte del 2 de junio de 2021, se habían detectado un total de 68 casos en 11 diferentes estados, de acuerdo con el Consorcio Mexicano de Vigilancia Genómica.

Veracruz, en el lote del 11 mayo al 29 de mayo, acumulaba el 3,57 de los casos; mientras que Nuevo León se ubicó en el segundo lugar de la tabla con el 33.33% de los casos detectados.

Además, durante ese periodo se detectaron otras 17 variantes más comunes: A.2.5, B.1, B.1.1.222, B.1.241, B.1.301, P.4, Epsilon, Lota, Lambda (C.37), Alplha, Delta y Gamma, así como tres variantes de interés nacional (VIN): B.1+E484K, B.1.621 y B.1.1.519.

Qué es la variante Lambda

Todos los virus hasta ahora conocidos por el hombre tienen a cambiar con el tiempo, mismos que pueden afectar a las propiedades del mismo como lo rápido de su propagación, la gravedad de su enfermedad, el rendimiento de vacunas, entre otras.

Es lo por anterior que el SARS-CoV-2, causante de la enfermedad COVID-19, se ha mantenido vigilada desde la Organización Mundial de la Salud (OMS), con el fin de responder a la variante y prevenir su propagación.

Actualmente existe la caracterización de Variantes de Interés (VOI) y Variantes de Preocupación (VOC) que ayudan a priorizar el monitoreo y la investigación global.

Es decir, las Variantes de Preocupación (VOC) están asociadas con uno más cambios de entre los siguientes: (1) aumento de transmisibilidad o cambio perjudicial en la epidemiología; (2) aumento de la virulencia o cambio en la presentación clínica, o bien, (3) disminución de la eficacia de las medidas sociales, de salud pública, o diagnósticos y vacunas.

Sin embargo, la variante Lambda es etiquetada como VOI, pues cumple con las siguientes características: cambios genéricos que afectarán transmisibilidad, gravedad de la enfermedad, escape inmunológico, escape diagnóstico o terapéutico; y pueden causar una transmisión comunitaria significativa o múltiples grupos de COVID-19; lo que sugiere un un riesgo emergente para la salud pública mundial.

Lambda, también identificada como C.37, fue documentado por primera vez en Perú, en diciembre de 2020, mientras que la fecha de designación del mismo fue hasta el 14 de junio de 2021.

Algunas otras VOI detectadas son Eta de varios países desde diciembre de 2020; Iota de los Estados Unidos desde noviembre de 2020; así como Kappa de la India, reportada en octubre de 2020.

Medidas de contención y prevención

Al respecto, la OMS recomendó a través de un informe en su página oficial, que algunas de las acciones a seguir en caso de detectar un nuevo VOI potencial son las siguientes:

Informar inmediatamente a la OMS; enviar secuencias genómicas completas y metadatos asociados a una base de datos disponible públicamente; comenzar con investigaciones de campo para mejorar la comprensión de los posibles impactos del VOI; y hacer evaluaciones de laboratorio de acuerdo con la capacidad del mismo.

Por su parte, la OMS hace la evaluación comparativa de las características de las variantes y los riesgos para la salud pública; se coordinan investigaciones con países de procedencia, revisa la epidemiología global, y por último, se encarga de monitorear y rastrear la propagación global de la VOI.