LA OBRA DE COZARINSKY ‘ABORDA LA RELACIÓN DE LA MUERTE CON LA VIDA’

El escritor argentino Edgardo Cozarinsky afirmó, tras ganar el V Premio Hispanoamericano de Cuento Gabriel García Márquez, que su obra “aborda la relación de la muerte con la vida” y que por sus cuentos desfilan personas “desheredadas que buscan un lugar en el mundo”.

En rueda de prensa posterior a la entrega del premio, que tuvo lugar en el Teatro Colón de Bogotá, Cozarinsky, de 79 años, aludió a la “deuda moral” que había contraído con García Márquez, un escritor del que dijo que le ayudó a aliviar sus frustraciones cuando era joven y se iniciaba en el mundo del periodismo, al leer Relato de un náufrago.

Lo que escribo no tiene ningún vínculo con lo que escribía Gabo, pero él tuvo una gran influencia en mi vida”, reconoció Cozarinsky, que también se refirió a las canciones rancheras del cantautor mexicano José Alfredo Jiménez porque “encuentra un espejo en la letra cantada”. El premio de 100 mil dólares, le fue concedido por su libro En el último trago nos vamos.

Nacido en Buenos Aires en 1939, el autor admitió que no había preparado un discurso en caso de resultar ganador porque no quería “tentar a la mala suerte” ya que, dijo, es “una persona supersticiosa”.

Cozarinsky citó entre sus principales influencias literarias al escritor ruso Anton Chéjov, al judío Joseph Roth y a Joseph Conrad, no por su estilo sino por la manera que tienen de “meterse en la narración de forma tangencial y encontrar algo allí”, y admitió que no lee a sus contemporáneos.

Espero que el lector encuentre en los doce cuentos uno que le hable directamente al corazón”, sentenció.