LA INCREÍBLE VISTA PANORÁMICA DE MARTE QUE TOMÓ LA NASA DESDE LO ALTO DE UN MONTE MARCIANO

La NASA compartió una vista panorámica de Marte capturada por el rover Curiosity desde lo alto de una montaña marciana.

La impactante toma de 360º se compone por 129 imágenes individuales tomadas por el vehículo de exploración durante su recorrido por el Monte Sharp, una montaña de 8 kilómetros de altura, que se encuentra dentro de la cuenca del cráter Gale, de 154 kilómetros de ancho.

Gracias a que en la región donde se encuentra el rover ahora es invierno, el cielo está relativamente libre de polvo, lo que ayudó a obtener una vista más clara del paisaje.

La vista panorámica de Marte fue capturada el 3 de julio de 2021. Foto: NASA

“Las rocas aquí comenzarán a decirnos cómo este planeta una vez húmedo se transformó en el Marte seco de hoy, y cuánto tiempo persistieron los ambientes habitables incluso después de que eso sucediera”, dijo Abigail Fraeman, científica adjunta del proyecto Curiosity, de la NASA.

Según la agencia espacial, el rover investiga actualmente este sitio donde abundan minerales arcillosos y sulfatos. Además, los científicos creen que las capas del monte Sharp podrían arrojar más información sobre cómo el cráter Gale se secó con el tiempo.

“Se ven cambios similares en todo el planeta, y estudiar esta región de cerca ha sido un objetivo importante a largo plazo para la misión”, NASA.

No sólo una vista panorámica de Marte

Curiosity aterrizó hace nueve años en el planeta rojo para estudiar si diferentes entornos marcianos podrían haber sustentado la vida microbiana en el pasado, cuando existían lagos y aguas subterráneas dentro del cráter Gale.

Además de capturar esta vista panorámica de Marte, el rover continúa su camino hacia su próximo destino, un camino entre la “Montaña Rafael Navarro” (nombrada así en honor al astrobiólogo mexicano Rafael Navarro, quien falleció el pasado 28 de enero) y una imponente colina.

El próximo año, el rover se adentrará en un estrecho cañón antes de volver a visitar el “frontón de Greenheugh”.