+488 105 2938 Jueves 24 de Mayo de 2018

KATE MIDDLETON INGRESA AL HOSPITAL PARA DAR A LUZ A SU TERCER HIJO


Kate Middleton

Kate Middleton, esposa del príncipe Guillermo de Inglaterra, ha ingresado al hospital de St. Mary (Londres) la mañana de este lunes para dar a luz al que será el tercer hijo de la pareja real, del que se espera que llegue al mundo en las próximas horas en medio de la solemnidad que tradicionalmente define los recibimientos de nuevos miembros en el seno de la familia real británica.

Ha sido un portavoz del palacio de Kensington, residencia oficial de los duques de Cambridge, el que ha anunciado oficialmente la llegada de Keta, madre ya de los príncipes George (4) y Charlotte (2) con el hijo de Diana de Gales, al centro médico donde ya alumbró a sus dos hijos mayores, aclarando además que la duquesa se encuentra en las “primeras fases” del parto y que, por tanto, todavía tiene varias horas por delante antes de poder sostener en brazos a su tercer hijo.

“Su Alteza Real la Duquesa de Cambridge ha sido ingresada en el hospital de St. Mary, en Paddington, Londres, a primera hora de la mañana y se encuentra en las primeras fases del parto. La Duquesa viajó en coche desde palacio hasta el ala Lindo [el ala de maternidad del centro] junto con el duque de Cambridge”, se informa en el comunicado emitido por un representante de la pareja.

La futura reina de Inglaterra llevaba varias semanas alejada de la vida pública debido precisamente a lo avanzado de su estado de gestación, hasta el punto de perderse este sábado el multitudinario concierto que tuvo lugar en el Royal Albert Hall para celebrar por todo lo alto el 92 cumpleaños de la reina Isabel II, un evento al que sí acudieron su marido y su suegro, el príncipe Carlos, así como el príncipe Harry y la prometida de este, Meghan Markle.

Mucho antes, Kate redujo al máximo sus apariciones públicas para sobrellevar mejor las incomodidades de la recta final del proceso. De hecho, según fuentes cercanas a los Middleton, durante la Semana Santa se refugió en la casa de campo de su familia -en el condado de Berkshire- para disfrutar al máximo de la compañía de sus seres queridos antes de regresar a Londres para recluirse en palacio.