JA, CUADRO DE BRUEGHEL ROBADO ERA UNA COPIA INSTALADA POR LA POLICÍA

El alcalde de la localidad de Castelnuovo Magra, Daniele Montebello, explicó a los medios que “el cuadro original había sido sustituido hace más de un mes con una copia” después de que las autoridades supieran que se pretendía robar esta obra de arte.

El cuadro de la “Crucifixión” del pintor flamenco Pieter Brueghel el Joven robado este miércoles en una iglesia de Italia era, en realidad, una copia colocada previamente por la Policía, que había conocido la intención del hurto, informan los medios locales.

“Los carabineros (policía militarizada) decidieron ponerla al seguro, sustituyéndola con una copia e instalando algunas cámaras. Hoy no podemos desvelar nada más por razones de la investigación”, señaló el regidor.

Esta copia del cuadro de la “Crucifixión” fue robada de una iglesia de la localidad italiana de Castelnovo Magra, en la región de Liguria (noroeste), según explicó a Efe el párroco Alessandro Chiantaretto.

El hurto se produjo durante la mañana de este miércoles, cuando varios desconocidos accedieron a la iglesia de Santa María Magdalena y se llevaron la pintura.

La obra se encontraba en una de las capillas laterales del templo y para llevársela los ladrones rompieron la mampara de protección de cristal para después escapar a bordo de un coche.

No es la primera vez que esta iglesia sufre un robo, pues en 1979 se sustrajo otro de sus tesoros, una pintura atribuida a uno de los alumnos genoveses de Anton van Dyck, recuperado tiempo después.

La “Crucifixión” es una pintura sobre tabla realizada por Brueghel el Joven, miembro de una de esta dinastía de artistas, entre el final del siglo XV y principios del XVI, valorada en unos tres millones de euros (3,3 millones de dólares), según recogen los medios locales.