GIRAN ORDEN DE APREHENSIÓN CONTRA INÉS GÓMEZ MONT Y SU ESPOSO POR 3 DELITOS

Un juez federal giró una orden de aprehensión, a petición de la Fiscalía General de la República (FGR), en contra de Víctor Manuel Álvarez Puga, de su esposa Inés Gómez-Mont, entre otros, por su presunta responsabilidad en los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, delincuencia organizada y peculado.

De acuerdo con una investigación de autoridades federales, Álvarez Puga, Gomez-Mont, y su hermano Alejandro Álvarez Puga están implicados en una gran trama delictiva en la cual se utilizaron decenas de compañías fantasma para, entre otras cosas, facilitar a terceros la evasión de impuestos, el desvío de recursos públicos y operaciones de lavado de dinero.

Víctor Manuel Álvarez Puga es un abogado mexicano que, junto con su hermano, dirige el despacho Alvarez Puga & Asociados. Según la revista Caras, participó apoyando la Cruzada Nacional contra el Hambre y a la Asociación Mexicana de Banco de Alimentos. Se casó con Inés Gómez-Mont en 2015.

Gómez-Mont es una conocida conductora de televisión. Ha trabajado en diversos programas de TV Azteca, el más conocido, Ventaneando. El matrimonio tiene dos hijos en común, que se suman a los tres de ella, de su matrimonio previo, y y uno de Álvarez Puga.

La noche de este viernes, la conductora dijo en una publicación de Instagram haberse enterado de la orden de detención por los medios de comunicación, pero se dijo lista para enfrentar el proceso legal.

“No hemos tenido acceso a esa orden ni a las pruebas que la justifiquen. Únicamente a reportes de prensa con información parcial y dolosamente filtrada”, sostuvo.

La ruta de los desvíos

Autoridades federales confirmaron a Animal Político que, de acuerdo con las indagatorias, los Álvarez Puga serían cómplices, por ejemplo, de la malversación de fondos por casi 2 mil 950 millones de pesos que provenían del presupuesto de la Secretaría de Gobernación, de la que era titular Miguel Ángel Osorio Chong, en el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto.

La indagatoria, conocida bajo el nombre clave de “Caso Querubines”, logró identificar la ruta del desvío del dinero desde que salió de las cuentas de Gobernación hasta que concluyó en compañías factureras vinculadas directamente con los Álvarez Puga. Se realizaron 1 mil 446 operaciones bancarias para triangular y lavar los recursos.

El dinero salió de Gobernación a través de contratos firmados por la vía de la invitación restringida en los años 2016 y 2017. Se trataba de recursos etiquetados para los reclusorios federales y con los cuales se pretendían adquirir equipos de seguridad. Todo se trató de una simulación.

En realidad, lo que las autoridades identificaron es que las empresas a las que se adjudicaron los contratos desviaron el dinero hacia un complejo entramado de empresas factureras o fantasma. Entre dichas compañías figuran las siguientes:

*Modemo SA de CV

*Tecnología e Innovación Arromlop SA de CV (o Arramlop)

*Ingeniería y Arquitectura Tangamanga SA de CV

*Creación y modificaciones Gardel SA de CV

*Comcelint SA de CV

*Rangel SA de CV

*Gupea Construcciones SA de CV

De acuerdo con las investigaciones se dispersaron 2 mil 950 millones de pesos en 1 mil 446 operaciones bancarias hacia esta red de compañías fachada en donde figuran múltiples prestanombres, pero cuyos apoderados legales son realmente Inés Gómez-Mont y los hermanos Álvarez Puga.

“Este es solo un ejemplo documentado de la gran red de operaciones fraudulentas en las que están implicados los despachos de los Álvarez Puga. Estos abogados fiscalistas son responsables de una incalculable cantidad de fraudes al fisco y hechos de corrupción. Las investigaciones en su contra llevan varios años y se les considera los fundadores de los esquemas de empresas fantasma en México”, dijo a este medio un fiscal con pleno conocimiento del caso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × tres =