EXHIBEN OBRA DE JUAN SORIANO EN EL MUSEO SOUMAYA

El Museo Soumaya exhibió ayer, por primera vez, la escultura Adán y Eva, de Juan Soriano (1920-2006), junto al óleo homónimo del artista jalisciense.

La pieza de terracota con monocromía tiene una dimensión de 51 centímetros de altura y una base de 48 x 16 centímetros, en donde se observa a Adán recostado y a Eva surgiendo de una de sus costillas.

Marek Keller, presidente de la Fundación Juan Soriano, recordó que el año pasado, en el marco del centenario del nacimiento de Soriano, tuvo noticias de la existencia de esta escultura, la cual sería vendida. Así que fue a examinarla y descubrió, con sorpresa que la pieza era original. “Mi sorpresa fue inmensa porque Juan y yo pensábamos que esa pieza no existía más, que quizá se había perdido o quebrado”.

La escultura, que antes integró los fondos de Agustín Guevara Alas, apuesta por la emoción y la empatía del espectador, quien se vuelve cómplice del mito de los primeros habitantes, en la que Soriano restituyó la supremacía de Eva al plasmarla como una Venus prehistórica, es decir, se trata de una figura femenina inspirada en la anatomía de las diosas madres, dadoras de vida, protectoras y símbolos de fecundidad, que específicamente evoca a la Venus de Lespugue, hallada en 1922 por R. de Saint-Périer en la Cueva de Rideaux, en Francia.

Además, en la base muestra un bajorrelieve que revela a una mujer –acaso Lilith o la propia Eva– seducida por una serpiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 5 =