ESTADOS UNIDOS ANUNCIA OFICIALMENTE LA CREACIÓN DE UN EJÉRCITO ESPACIAL

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, anunció este jueves una nueva normativa que establecerá “los pasos exactos a tomar” para la creación de un Ejército Espacial, dedicado a la seguridad en el Espacio, un escenario que, según dijo, ya se ha convertido en un “nuevo campo de batalla”.

“Ha llegado el momento de establecer un Ejército Espacial. Este documento establece los pasos exactos a tomar para crear una Fuerza Espacial”, declaró Pence durante un acto oficial celebrado en el Pentágono en el que se presentó la recomendación del Departamento de Defensa que será enviada al Congreso para que valore su aprobación.

Para ello, además, según dijo el vicepresidente, el Gobierno ha dado instrucciones al Capitolio para que destine 8 mil millones de dólares en los próximos años, con el objetivo de que esta nueva rama del Ejército, que será la sexta de las Fuerzas Armadas Estados Unidos, pueda estar operativa en el año 2020.

Esta iniciativa fue presentada por el presidente, Donald Trump, meses atrás con el fin de garantizar el “dominio” estadounidense del cosmos y contrarrestar los avances de China y Rusia.

LOS CUATRO PUNTOS CLAVE PARA LA CREACIÓN DEL EJÉRCITO ESPACIAL

El documento establece cuatro puntos a seguir para tal fin.

  1. Creación del Comando del Espacio, que será en última instancia el aparato responsable de este nuevo Ejército.
  2. Comenzar a trabajar en la formación de las tropas que procederán de los distintas ramas del Ejército y cuya misión será centrarse en la seguridad espacial.
  3. Establecer una Agencia Espacial cuyo objetivo sería “la investigación e innovación” para dotar al Pentágono de todos los recursos necesarios para llevar a cabo esta nueva misión.
  4. Nombrar a un subsecretario de Defensa para el Espacio, que sería un civil cuya tarea sería garantizar que se cumplen “los plazos y objetivos” marcados.

“Nuestros adversarios han transformado ya el espacio en un nuevo campo de batalla”, justificó Pence, quien puso como ejemplo la destrucción por parte de China de uno de sus propios satélites con un misil o el desarrollo de un láser capaz de bloquear a las infraestructuras espaciales por parte de Rusia.