+488 882 9100 Domingo 17 de Diciembre de 2017

ESTADO ISLÁMICO AMENAZA CON ASESINAR AL PAPA FRANCISCO


Estado Islámico

Un grupo de inteligencia dedicado a rastrear la actividad de extremistas en línea, reveló un póster supuestamente creado por partidarios del Estado Islámico (EI) para amenazar con “bañar de sangre” a la comunidad cristiana esta navidad.

En la imagen puede verse a un yihadista parado frente a varios rascacielos en ruinas, sosteniendo un cuchillo junto a un prisionero vestido con un overol naranja, en cuya espalda descansa la cabeza sobrepuesta del Papa Francisco I.

El afiche tiene como intención dar la impresión de que el pontífice fue decapitado en medio de una ciudad arrasada por la guerra.

Según Rita Katz, directora del Grupo SITE, que liberó la imagen en internet, “no sorprende ver amenazas de este tipo contra el Papa Francisco y la comunidad cristiana, especialmente durante la época de fiestas”.

Katz, que dirige el grupo desde sus oficinas ubicadas en Maryland, Estados Unidos, para contrarrestar la actividad de grupos extremistas en línea, dice que “los terroristas saben bien cómo manejar la atención mediática, pues seleccionan con cuidado la temporada en la que liberarán sus amenazas”.

Esta no es la primera vez que simpatizantes del Estado Islámico amenazan con llevar a cabo un ataque en el Vaticano. Durante los primeros días de noviembre usaron sus redes sociales para anunciar un posible ataque con una camioneta en una de las calles de la capital católica.

Antes de eso, otro grupo de extremistas amenazó con organizar ataques de “lobos solitarios” durante navidad y la noche de Año Nuevo con un póster en el que aparecía la barba y el gorro característico de Papá Noel.

El año pasado, un simpatizante del EI estrelló su camioneta contra varias personas que habían acudido a un mercado navideño en Berlín, cobrando doce víctimas mortales y decenas de heridos.

Las recientes amenazas publicadas en internet tienen una especial similitud con un póster que usó el Estado Islámico para amenazar con tomar acciones terroristas durante la Copa Mundial de Futbol de Rusia 2018.