¡EN LA LONA! CHIVAS DEJÓ IR TRIUNFO EN PUEBLA Y ESTÁ CASI FUERA DE LIGUILLA

En Día de Muertos, Chivas es su peor enemigo porque cavó su propia tumba y con dos jornadas por delante en el cierre del Apertura 2018, parece que este equipo no tiene remedio. El Rebaño dejó ir una ventaja de dos goles ante Puebla para terminar empatado 2-2 con la Franja, resultado que lo deja en la lona y muy cerca de quedarse sin Liguilla.

El conjunto rojiblanco tenía dominado el encuentro apenas a los diez minutos con los dos goles tempraneros, pero se conformó con muy poco, pecó en la especulación y le permitió crecer a un conjunto local que supo reponerse de esos golpes profundos y rescatar al menos un punto, aunque tampoco a los camoteros le sirve de mucho en sus aspiraciones de Fiesta Grande.

En una noche lluviosa y helada en el Estadio Cuauhtémoc, el tan criticado Alan Pulido, abrió el marcador apenas a los cinco minutos, luego de un terrible error en la salida, que aprovechó para fusilar a Vikonis. Cinco minutos después, llegó el segundo de Chivas luego de un tiro de esquina que fue rematado de cabeza, pero desviado por Jair Peirera que hizo imposible que el guardameta alcanzara el esférico.

Ahí parecía que Chivas al fin volvía al triunfo luego de cinco partidos de Liga sin ganar, pero Enrique Meza hizo gala de su experiencia, echó a su equipo para adelante y sacó a Jorge Espericueta para meter a Félix Micolta y así darle más empuje al ataque de su escuadra.

Ello le resultó en la parte complementaria, que fue toda para los locales, porque al 50′, Luis Robles descontó luego de aprovechar un rebote dentro del área a un cabezazo que dio en el poste, y después, Daniel Arreola igualó al marcador al 59′ con un golazo de tiro libre.

Y la noche se le vino al equipo de José Saturnino Cardozo, que no supo recuperar lo perdido y al contrario, todo se le vino abajo cuando al 66′, Alan Pulido se fue expulsado luego de que el árbitro Diego Montaño, consultó con el VAR una plancha sobre Arreola que le mereció la roja.

Los últimos dos minutos del encuentro fueron de total nervio y alarido, porque Puebla acabó encima de Guadalajara en busca del gol del triunfo, pero Raúl Gudiño se los impidió en tres ocasiones y ambos equipos sumaron un punto que les sirve de muy poco en sus aspiraciones de clasificación.

Con el empate, Puebla llegó a 19 unidades, mientras que el Rebaño suma 17 puntos, ambos fuera de zona de Liguilla y con la obligación de ganar sus últimos dos juegos y esperar otros resultados para seguir con vida en el Apertura 2018.