EJIDATARIOS DEL ALTIPLANO PIDEN A UASLP Y AL COLSAN DEJAR DE OBSTACULIZAR DESARROLLO DEL PROYECTO HIDRÁULICO LA MAROMA

 

Los representantes ejidales de 25 localidades del Altiplano, emplazaron a la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP) y al Colegio de San Luis (COLSAN), para que académicos de esas instituciones, dejen de obstaculizar el desarrollo del Sistema Hidráulico de La Maroma.

Ese grupo de ejidatarios, es el mismo que ha defendido en ocasiones anteriores, la construcción de la presa La Maroma, y el acueducto que permitirá el abasto de agua en Matehuala, Villa de Guadalupe y Catorce.

En una publicación, con sellos de las representaciones ejidales, fustigan a la rectoría de la UASLP que encabeza Manuel Fermín Villar Rubio y al COLSAN, que preside David Eduardo Vázquez Salguero, para que no permitan que académicos de esas instituciones, obstaculicen la construcción de esa infraestructura.

El desplegado puntualizan que: “los señores Francisco Peña de Paz, investigador del Programa Agua y Sociedad, y el catedrático de Derecho del mismo programa, Daniel Jacobo Marín, ambos del Colegio de San Luis, así como Guillermo Luévano Bustamante, profesor investigador de tiempo completo de Posgrado de la Facultad de Derecho y coordinador de la Clínica de Litigio Estratégico de la Maestría de derechos Humanos, -quienes utilizan instalaciones, recursos materiales y humanos de ambas instituciones educativas en contra del proyecto hidráulico La Maroma-“.

“Les decimos no. Esta obra es prioritaria para el sustento de nuestras familias y no vamos a permitir que personas ajenas a este proyecto divida a nuestras familias y a nuestras comunidades”, refiere el documento.

En esa publicación los representantes ejidales de 25 localidades, sostienen que esos académicos han acudido con frecuencia, para que se desistan de la construcción del acueducto y presa La Maroma.

“Desconocemos cuáles son los intereses de estos personeros, pero no vamos a permitir que nos dividan y/o que nos enfrenten, por lo que vamos a realizar una demanda colectiva en contra de los investigadores del COLSAN y la UASLP por impedirnos el derecho al agua a los habitantes de Real de Catorce, Villa de Guadalupe y Matehuala”, finaliza la publicación.