DEVOLVERÁN MINA DE DATOS SOBRE KAFKA; CINCO MIL PÁGINAS CONFORMAN EL ACERVO

Alemania entregará a la Biblioteca Nacional de Israel documentos provenientes del patrimonio del escritor checoslovaco Max Brod, amigo del célebre escritor Franz Kafka, según confirmaron ayer la Oficina Federal de Policía Criminal (BKA) y la biblioteca en Tel Aviv. De acuerdo con la información, representantes de la BKA entregarán en la embajada israelí en Berlín unas cinco mil páginas del archivo privado de Brod (1884-1968).

Según la Biblioteca Nacional, los documentos fueron robados en Tel Aviv hace unos diez años y llevados de contrabando a Alemania, donde fueron confiscados en 2015.

Los manuscritos, que incluyen pasajes inéditos del diario de Brod y la correspondencia con su esposa, podrían dar una idea más clara de la vida de Franz Kafka (1883-1924), explicó Stefan Litt, responsable del archivo de la Biblioteca Nacional israelí.

Se presume que los documentos fueron robados de la casa de la exsecretaria de Brod, Esther Hoffe, y fueron ofrecidos para su compra al Archivo de Literatura Alemana de Marbach. Tras un proceso en Wiesbaden, los documentos, notas y la correspondencia fueron asignados al patrimonio de Brod.

El autor había ordenado que después de su muerte todos los manuscritos fueran entregados a su secretaria. Tras la muerte de Hoffe en 2007, su hija Eva se quedó con las pertenencias de Kafka y Brod. Partes del patrimonio de Kafka, incluido el manuscrito de la novela El proceso, fueron subastados por sumas récord. En 2016, el Tribunal Supremo de Israel dictaminó que todo el patrimonio, incluidos los manuscritos de Kafka, pertenecía a la Biblioteca Nacional.

Un tribunal suizo dictaminó que otros documentos de ese patrimonio que están en una caja de seguridad en un banco en Zúrich también deben ser entregados a Israel.