CRISIS EN NICARAGUA: FUERZAS LEALES A ORTEGA SE HACEN CON EL CONTROL DE MASAYA, BASTIÓN DE LA OPOSICIÓN, TRAS UN VIOLENTO ATAQUE

Fuerzas leales al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, lanzaron el martes un violento ataque contra la ciudad de Masaya, una de las que mayor resistencia opuso al gobierno desde que empezaron las protestas en contra de éste hace tres meses.

Con alrededor de 40 camiones y fuertemente armados, agentes de la policía antidisturbios y paramilitares entraron el martes en la ciudad, situada al sureste de la capital del país, Managua, desde varios puntos.

Tantos medios oficialistas como grupos opositores y grupos independientes aseguran que las fuerzas gubernamentales se hicieron con el control de la misma.

Según la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), al menos 4 personas fallecieron durante el ataque: tres civiles y un policía.

La violenta ofensiva se produjo específicamente sobre el barrio indígena de Monimbó, epicentro del alzamiento civil contra el gobierno de Ortega que se inició el pasado mes de abril.

Desde que estallara la crisis, alrededor de 300 personas han perdido la vida, en su mayoría civiles, según las estimaciones de la ANPDH.

La operación se produce tan solo días después del asedio a una iglesia de Managua llena de universitarios por parte de fuerzas leales al presidente. Los estudiantes se refugiaron en el templo cuando atacaron la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (Unan) para desalojarles.

Al menos, dos jóvenes perecieron en ese asedio, según reportó entonces el colaborador de BBC Mundo Ismael López, que acabó atrapado en el templo junto a los manifestantes.

“A todo coste”

El operativo en Masaya empezó a primera hora de la mañana del martes y duró más de 7 horas, según informa la agencia EFE.

“La orden de nuestro presidente y de la vicepresidenta es ir limpiando las calles, estos tranques a nivel nacional. Y esa petición de la población de Monimbó, que es nuestro Monimbó, y nuestra Masaya, vamos a cumplirla. ¡Al costo que sea!”, explicó el jefe de la delegación policial en Masaya, Ramón Avellán.

El gobierno asegura que las barricadas están dañando los negocios y alterando la vida de los ciudadanos.

El portal oficialista El 19 Digital tituló en su página web “Monimbó, Masaya Territorio Liberado” y aseguró que la localidad “ya luce calles liberadas de tranques donde la gente puede circular libremente sin miedo a ser asaltada, asesinada o secuestrada”.

Según informa la agencia EFE, simpatizantes de Ortega celebraron el ataque y agradecieron a la Policía nicaragüense.