CONTINÚAN LOS TRABAJOS DE CONSTRUCCIÓN DEL SISTEMA HIDRÁULICO LA MAROMA: MUÑIZ PEREYRA

• Incluye la cortina de la presa, el acueducto, la planta potabilizadora y el camino de acceso Chilares-La Maroma.
• Con una inversión total de $421 millones de pesos.
• Asegurará el suministro del vital líquido para los próximos 20 años a 100 mil habitantes de 23 localidades de los municipios de Catorce, Villa de Guadalupe y cabecera municipal de Matehuala.
Continúan los trabajos de construcción de la estructura de la cortina, el acueducto y la planta potabilizadora de “La Maroma”, las cuales serán concluidas antes de finalizar el año, aseguró el Subdirector de Agua Potable, Drenaje y Saneamiento de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), José Francisco Muñiz Pereyra.
El funcionario federal explicó que la estructura de la cortina, el acueducto y la planta potabilizadora, son parte del proyecto original de infraestructura hidráulica que se construye en el Altiplano potosino, “están en marcha y seguirán hasta su conclusión”.
Manifestó que el proyecto hidráulico La Maroma en el Altiplano ha costado mucho esfuerzo para que sea conseguido por parte de los tres niveles de gobierno involucrados: CONAGUA, Comisión Estatal del Agua y el Sistema de Agua Potable, Saneamiento y Alcantarillado de Matehuala (SAPSAM).
Indicó que para el sistema hidráulico La Maroma se canalizan 421 millones de pesos, de los cuales 190 millones de pesos se canalizaron para la cortina de la presa; 123 millones de pesos para el acueducto; 48 millones para la planta potabilizadora y tanque de aguas claras y 60 millones que se destinaron para la construcción del camino Chilares-La Maroma.
“Lo más importante ahora es que los más de cien mil habitantes de la región que incluye a 23 localidades de los los municipios de Villa de Guadalupe, Real de Catorce y la cabecera municipal de Matehuala, contarán con el suministro de agua asegurado para los próximos 20 años, una vez que concluya esta obra”.
Comentó que el Altiplano potosino es una de las zonas con más escasa cantidad de agua tanto subterránea como superficial, por ello la importancia de aprovechar la disponibilidad del agua de lluvia captada en esa cuenca, que durante muchos años había sido desperdiciada.
Informó que la presa La Maroma –una vez concluida- tendrá una longitud de 126 metros de corona con un ancho de 6 metros; y una altura de 51 metros, para lo cual se verterán un volumen 89 mil m3 de concreto; con una capacidad de almacenamiento de casi 2 millones de m3 y un aprovechamiento anual de 3 a 4 millones de m3, para suministrar un caudal de 135 litros por segundo.

A su vez, -añadió- el acueducto La Maroma-Matehuala se instala tubería de acero y PVC de 14” de diámetro, en una longitud 31.9 kilómetros, el cual fue diseñado para conducir 135 litros por segundo desde la presa La Maroma a la planta potabilizadora ubicada en Tanque Caleros, en el municipio de Matehuala.

Asimismo, la planta potabilizadora es de tipo convencional que completa un gasto de 135 litros por segundo (conformada por 3 módulos de 45 litros por segundo cada una), con las siguientes unidades de tratamiento: tanque elevado; sistema de desinfección con luz ultravioleta; zona de coagulación y floculación; sedimentador laminar; filtros rápidos de arena y antracita; tanque de desinfección; lechos de secado de lodos y tanque de aguas claras con una capacidad de 1,500 m3.

Finalmente, la construcción del camino de acceso Chilares-La Maroma con una longitud de 15 kilómetros, estuvo a cargo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del Gobierno Federal (primera etapa del kilómetro 0 al 9) y de la Junta Estatal de Caminos (segunda etapa del kilómetro 09 al 15).