CHINA CONFIRMA MUERTE DEL MÉDICO QUE FUE CENSURADO POR ALERTAR AL MUNDO SOBRE CORONAVIRUS

Li Wenliang, uno de los doctores quien fue reprendido por “esparcir rumores” sobre el nuevo coronavirus 2019-nCoV, murió tras haber dado positivo el viernes en una prueba de la infección, informó oficialmente el Hospital Central de Wuhan, donde trabajaba.

Wenliang fue una de las ocho personas amonestadas por la policía de Wuhan por propagar información “ilegal y falsa” sobre el coronavirus.

El Hospital Central de Wuhan donde trabajaba Li dijo, en un comunicado en su cuenta de Weibo, que murió el viernes a las 02.58 hora local.

Li, de 34 años, había dicho a un grupo de médicos en redes sociales chinas y en la plataforma de mensajería WeChat que siete casos de Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) habían sido confirmados y vinculados a un mercado de mariscos en Wuhan, el que se cree que es la fuente del virus.

El médico publicó una foto con el resultado de una prueba que confirmó un coronavirus “similar al SARS” en una muestra de un paciente, según una captura de pantalla de las conversaciones de WeChat vistas y verificadas por Reuters.

Li dijo el 1 de febrero en Weibo, un sitio de microblogging de China, que había dado positivo por el coronavirus.

Previamente el Hospital Central de Wuhan desmintió que Li Wenliang habia muerto.

“En la lucha contra la epidemia de neumonía de la nueva infección por coronavirus, el oftalmólogo de nuestro hospital, Li Wenliang, lamentablemente se infectó. Actualmente se encuentra en estado crítico y estamos haciendo todo lo posible para que se recupere”, de acuerdo con un informe obtenido por el diario South China Morning Post.

Esta declaración se dio en medio de informes contradictorios sobre si Li había muerto.

Anteriormente, medios como Beijing News y Global Times, informaron sobre el deceso del doctor, lo que provocó una oleada de luto y tributo en medios internacionales.

Incluso el director del programa de emergencias de salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Michael Ryan, lamentó la muerte de Wenliang.

En redes sociales también se cuestionaba una posible represión policial contra el médico, afirmando que este hecho “será una vergüenza en la historia de China”.

El 30 de diciembre, Li advirtió a sus compañeros de la escuela de medicina en un chat, que una enfermedad similar a la de Sars, había afectado a varios pacientes en un hospital de Wuhan.

Ese mismo día, las autoridades locales de salud anunciaron que la ciudad había confirmado 27 casos del nuevo coronavirus. Li junto con otros compañeros médicos fueron interrogados por la policía china y obligado a firmar una carta compromiso para no revelar más detalles.