BRASIL PRESENTA 27 PIEZAS EGIPCIAS JAMÁS VISTAS POR EL PÚBLICO

El Museo Nacional de Río de Janeiro presentó ayer 27 piezas egipcias jamás vistas por el público, entre ellas los amuletos de la momia de Sha-amun-en-su, recuperadas por la institución tras el incendio que lo consumió el año pasado y que acabó con parte de la memoria histórica de Brasil.

La colección egipcia del Museo, con 700 piezas, era considerada la mayor de América Latina, y hasta el momento sólo se ha recuperado un poco más de la tercera parte de la muestra.

Entre los objetos más representativos presentados están los amuletos de la sacerdotisa Sha-amun-en-su, cuyo féretro nunca fue abierto y permaneció cerrado por más dos mil 700 años, hasta el incendio de septiembre pasado.

Gracias a una tomografía hecha en 2005 fue posible identificar los amuletos que acompañaban a la sacerdotisa y reconocerlos de entre las piezas reencontradas durante las búsquedas adelantadas entre los escombros.

Los investigadores recuperaron varias estatuillas, entre ellas la Dama egipcia, elaborada en piedra caliza entre los años 1500 y 1450 antes de Cristo y que representa a una mujer de élite trabajando. Hasta hoy, los investigadores han recuperado más de dos mil 700 piezas del museo, de las cuales 200 corresponden a la colección egipcia.

Según la paleontóloga Luciana Carvalho, una de las coordinadoras del núcleo de rescate del acervo, la mayor parte de las piezas estaba en el primer piso, donde había objetos elaborados con un material más resistente. “No teníamos idea de cuánto podríamos rescatar del acervo científico. Pensamos que sería poca cosa”, aseguró.

El Museo Nacional de Río, el más antiguo de Brasil y que albergaba más de 20 millones de piezas de diferentes periodos, fue reducido a escombros el pasado 2 de septiembre; el fuego destruyó el 90% de su acervo, uno de los más importantes de Latinoamérica.