ASÍ SERÍA LA NUEVA MANERA DE PAGAR IMPUESTOS EN MÉXICO

Como parte del Paquete Económico 2022, la Secretaría de Hacienda propuso al Congreso la creación de un nuevo régimen tributario para personas físicas con actividad empresarial de menores ingresos que facilitará el pago de impuestos.

El nuevo esquema será conocido como Régimen Simplificado de Confianza, al que podrán recurrir los contribuyentes con ingresos de hasta 3.5 millones de pesos al año, en el caso de personas físicas.

Los contribuyentes solo deberán inscribirse en el RFC, generar su firma electrónica y activar su buzón tributario, expedir y solicitar facturas a través del portal del Servicio de Administración Tributaria (SAT) y generar ahí mismo líneas de captura y realizar los pagos que correspondan.

“Es complicadísimo declarar impuestos, cuando hay poquitos ingresos la verdad es un dilema para las personas físicas y también para las morales declarar porque es difícil, hay que pagar contadores, y muchos de los beneficios, de las deducíos, a menos que seas un experto puedes utilizarlas al 100%”, reconoció Raquel Buenrostro Sánchez, jefa del Servicio de Administración Tributaria, en entrevista para Aristegui en vivo.

“Los grandes contribuyentes son los que realmente aprovechan hasta el último beneficio de todas las deducciones y terminan incluso pagando menos que las personas físicas y que las personas morales pequeñas, esto a todas luces es injusto y desmotiva el cumplimiento fiscal“, aceptó.

En el SAT, dijo, se dieron a la tarea de ver cuál sería la tasa final neta promedio que debería pagar un contribuyente y observaron que está entre el 1% y 2.5.

“Entonces establecimos una tasa progresiva para ingresos menores de 3.5 millones de pesos para personas con actividad física para que pagaran entre 1 y 2.5 por ciento, escogimos 4 regímenes de impuestos, que son personas físicas con actividad empresarial, ese régimen absorbió el régimen de incorporación fiscal; también está el régimen de arrendamiento; y el de actividades agrícolas, ganaderas, pesqueras y silvícolas”.

“Con esto beneficiamos al 82% de las personas físicas para facilitar el pago“, anotó la jefa del SAT.

“Eso sí no hay ninguna deducción pero sale directo sobre tus ingresos, el beneficio… la declaración te la hace el SAT prellenada… en una hojita te lo va a dar prellenado”, refirió.

Puntualizó que si lo aprueba el Congreso esto comenzará a operar a partir del próximo 1 de enero. Confió en que de aprobarse, podría desincentivar a las factureras.

“Esperamos motivar que mucha de la economía informal se integre, esto obedece a medidas que se han tomado en otros países y la experiencia es que la base gravable se ha ampliado entre un 15 y un 30% con este tipo de mecanismos“, detalló Buenrostro.

También se propone la creación del Régimen de Confianza para las personas morales constituidas por personas físicas y con ingresos de hasta 35 millones de pesos al año, a quienes se les permitirá tributar con base en los ingresos efectivamente recibidos, en lugar de los devengados, para darles mayor liquidez.